Publicidad

Crítica: Un marit ideal

Autor:

un_marit_ideal_2

 

¿Qué es la corrupción? Y ¿por qué somos corruptos? Un marit ideal y la corrupción, analizadas a través de un texto teatral de Oscar Wilde.
No es de extrañar que en una época como esta, en la que la televisión nos muestra a diario noticias como el robo institucional del Palau de la Música, la desarticulación de la red de corrupción en Cataluña conocida como operación Pretoria o el caso de la trama Gurtel, se estrenen obras de teatro que traten sobre la corrupción. Lo que sí que es un poco extraño es que el texto original esté escrito por Oscar Wilde en el año 1895. Y es que como todo lo que rodea al hombre y a la sociedad formada por él, los vicios y las ansias de dominio, tanto económico como político, acompañan al hombre desde su cuna civilizacional. Es pues, en el marco de la actualidad informativa, que el Teatre Goya estrenó el pasado 26 de octubre Un marit ideal cuya trama se basa, en parte, en un intento de soborno político y emocional. La srta. Cheveley (Sílvia Bel) regresa a Londres en posesión de una información muy valiosa que puede poner en un grave aprieto la carrera de política de Robert Chiltern (Abel Folk), pues contiene los detalles de sus inicios corruptos. Robert será ayudado por Arthur Goring (Joel Joan), un joven amigo de la familia de vida un tanto superficial y alegre, con el objetivo de descubrir cuales son los auténticos motivos que mueven a la srta. Cheveley. Disponemos, pues, así, de todos los elementos para poder tratar, con un ligero toque de comedia, el espinoso tema de la corrupción y el chantaje, tanto político como sentimental, ya que el matrimonio Chiltern representa, para una parte de la sociedad inglesa, un ejemplo de integridad política y social, tanto que tan solo la sospecha de una mancha en el historial político del señor Chiltern puede provocar la ruptura de su feliz matrimonio. Lo primero que destaca de la obra por su calidad es el texto original de Oscar Wilde, todo un ejemplo de maestría y dominio de las letras en la construcción de una trama, que en algunos momentos se convierte casi en una comedia de situación, y que va dejando aquí y allá muestras de la genialidad literaria del autor, que, se lo aseguro, llega en algún momento a poner la piel de gallina al espectador atento, sobre todo al tratar de la corrupción y de los motivos que llevan a los personajes a actuar tal y como lo hacen. Entre las actuaciones lo único que se puede decir es que destacan todas por sí mismas, tanto las principales como las secundarias. Aún así, sobre un casting acertado cabe mencionar la interpretación de dandy de Joel Joan, al que pertenecen la mayoría de los momentos de comedia de la obra, las actuaciones femeninas de Mercè Pons, como la inquebrantable e íntegra sra. Chiltern y Sílvia Bel, que, como siempre, muestra una elegancia y una presencia física muy destacable al interpretar a la inmoral srta. Cheveley, quien utilizará todas sus armas, sean las que sean, para alcanzar sus objetivos. Es cuestión, pues, de adquirir una entrada para el teatre Goya y gozar tanto de la historia de Un marit ideal como de sus protagonistas, y reflexionar todos sobre el origen de algo tan humano, tan tristemente humano, como la corrupción y el juego de intereses, tras lo cual podremos, seguro, entender un poco mejor lo que vemos y oímos cada día en las noticias. “Un marit ideal” se representa en el Teatre Goya del 26 de octubre de 2009 al 31 de enero de 2010. Autor: Oscar Wilde Dirección: Josep Maria Mestres Intérpretes: Joel Joan, Abel Folk, Camilo García, Sílvia Bel, Mercè Pons, Anna Ycobalzeta y Carmen Balagué Escenografía: Joaquim Roy Vestuario: María Araujo Iluminación: Xavi Clot Producción: Focus Horarios: Miércoles a las 21.00 horas; jueves a las 18.00 y a las 21.00 horas; viernes a las 21.00 horas; sábado a las 18.30 y a las 22.00 horas y domingos y festivos a las 18.30 horas Precios: de 23 a 29 euros  
To Top