Publicidad

Crítica: Old Records

Autor:

Old_records_3

Old Records en el Teatre Tantarantana, una pequeña obra musical que trata sobre la música, sobre su historia, sobre la vida y sobre la muerte.

El Teatre Tantarantana nos ha regalado con un pequeño espectáculo de teatro que se representará en su escenario hasta el próximo domingo 31 de enero. Y pequeño por la factura no por sus encantos ni por su fuerza u originalidad.

Old Records es una pequeña comedia musical moderna, fresca y original ambientada en el mundo de la música como industria. Nos sitúa en los míticos, y también viejos y sucios, estudios de grabación Old Records, donde se han grabado míticos discos de jazz. Allí nos encontramos a dos amigas que componen una nueva pareja musical y que están grabando su primer y por lo que parece intrascendental disco. Pronto llegaran noticias de la definitiva clausura de los estudios y su más que próximo derribo. Hecho que motivará que la manifestaciones paranormales que se estaban produciendo desde hacia tiempo en los estudios se intensifiquen, sobresaltando, inquietando y afectando a los últimos inquilinos del edificio. Pronto el legado y el recuerdo de las Golden Ladies, dúo mítico en el mundo del jazz, formado por dos grandes voces, se hará presente en el estudio, mostrando todo lo que compartían ambas cantantes, que seguro que iba más allá de la simple pasión por las buenas canciones y sus maravillosas voces.

Old Records nos presenta algo así como dos historias, separadas por el tiempo y por la temática, que se mezclarán en forma cómica sobre el escenario. La primera historia es la que se ambienta en la actualidad y que nos muestra los, a veces, tristes comienzos de los cantantes noveles, considerados muchas veces más como un producto comercial que como arte musical. En sus grabaciones en el estudio veremos como la realidad que subyace a la creación de un disco es más cotidiana de lo que podría parecer a simple vista. Y como formatos televisivos como Operación Triunfo, Fama o Gran Hermano, monopolizan y dan forma a parte de la producción musical actual.

Por otro lado, la historia de las Golden Ladies nos retrotrae al pasado, a un pasado jazzístico y cinematográfico, donde el amor, las infidelidades, el dinero y el sexo, acompañado de la gran calidad de la música y de las letras de las canciones (eran, seguro otros tiempos) marcan la evolución de la historia, que acabará de forma misteriosa y trágica con el final del dúo y el inicio de uno de los grandes misterios de la música.

Tan solo tres actores y un pianista/actor llevan el peso de la obra. Nadina Campàs, Gracia Fernández, Albert Puigdueta y Eduard Tenas darán vida a todos los personajes, tanto a los actuales como a los pasados. Los dos momentos temporales comparten el escenario: el primero, ambientado en la actualidad, tiene un componente cómico que permite tratar de forma fresca y divertida la grabación del último de los discos (un mal disco) de los estudios Old Records y las vivencias tanto de la pareja de cantantes, salidas, o eso parece ser, de uno de los innumerables programas de la televisión, y del técnico de sonido freak que las atiende y las ayuda. El segundo, tratado con una atmosfera propia del cine negro, nos relata el final de las Golden Ladies.

Es, seguramente, el primero de estos dos ambientes donde destaca la obra. El toque de comedia que nos permite contemplar los entresijos de parte de la producción musical actual supera y con mucho la atmósfera “negra” que domina la historia de las Golden Ladies. Los tres actores parece que se encuentren más a gusto en la actualidad que no en la historia y los caracteres propios de los años 40, cosa que queda patente en las interpretaciones.

Aún así, la obra despilfarra acierto en las formas y en las fórmulas desplegadas para narrar su historia. La interacción entre pasado y futuro es simple y clara, conseguida tanto por el cambio vertiginoso del vestuario como por la desaparición y aparición de los actores, a lo que también ayuda la plataforma móvil en el escenario que nos permite ver diversas partes de los estudios, que de otra forma sería imposible contemplar. La sincronización entre el audio grabado y la interpretación de los actores también permite crear la magia y el ocultismo necesarios para ambientar la historia.

A ello se suman dos grandes momentos y soluciones escénicas en la obra. La primera es la escena del final de las Golden Ladies, representada como en un pantalla de cine y mostrada como si fuera una película muda de los años 20, acompañada incluso musicalmente por el prescriptivo piano, que da voz a una escena, magnífica, seguro!!. El segundo acierto lo conforma la escena de la posesión musical, en el que se demuestra como el genio y la creatividad pueden resolver una escena altamente complicada, consiguiendo un efecto totalmente paranormal e incluso terrorífico!!

Las interpretaciones en Old Records son más que correctas, permitiendo destacar a las componentes del dueto musical, Nadina Campàs y sobre todo a Gracia Fernández, que como en la obra biográfica sobre el cantaor Miguel de Molina “Ojos verdes” representada el año pasado en el Brossa, se come con su fuerza interpretativa, su voz y su figura el escenario, el texto y, en definitiva, el espectáculo.

Old Record dispone, además, como cualquier musical que se precie, de canciones creadas especialmente para esta obra, compuestas por diferentes compositores, y que ayudan a reproducir las atmósferas deseadas.

En resumen, un pequeño gran espectáculo musical-cómico-terrorífico que nos habla sobre la música, pero sobre todo de las personas que nos la ofrecen, y sobre los símbolos y mitos que componen nuestra vida cotidiana, y que a veces, solo a veces, se entremezclan con ella!!

“Old Records” se representa en el Teatre Tantarantana del 7 al 31 de enero 2010.

Dramaturgia: Marc Angelet Cantos y Jordi Silva
Dirección: Marc Angelet Cantos
Dirección musical: Albert Silva
Intérpretes: Nadina Campàs, Gracia Fernández y Albert Puigdueta
Piano: Eduard Tenas
Composición musical: Sergi Cuenca, Roger Julià, Marc Sambola, Albert Silva, Eduard Tenas
Escenografía: Eloi Linuesa
Vestuario: Júlia Nogues y Marga Mendez
Diseño de luces y sonido: Antoni Font
Diseño gráfico: Teresa Tàpies
Producción: Teatre Tantarantana y Marbisho Teatre

Horarios: De miércoles a sábado a las 21:00 horas y domingos a las 19:00 horas.
Precios: miércoles y jueves 14 €; resto de días 16 €.

To Top