Publicidad

Crítica: Noviembre

noviembre_2


La comedia política Noviembre aterriza en los escenarios del Teatre Goya presentándonos una trama de corrupción, poder e incorrección política encabezada por el actor Santiago Ramos.



El pasado 10 de septiembre se estrenó Noviembre en el Teatre Goya, una de las obras, seguramente, más políticamente incorrectas de toda la temporada. La pluma de su autor, David Mamet nos introduce en el despacho donde, probablemente, se concentra el mayor poder político del planeta, el despacho oval de la Casa Blanca. En ella, el presidente de los EE.UU. Charles Smith (Santiago Ramos) se enfrenta a la reelección de su cargo, con unas estadísticas tan negativas que han provocado el abandono de su propio partido y con muchas ganas de abandonar la presidencia con un “premio” económico, y si puede ser, con una biblioteca que lleve su nombre. Las únicas personas que estarán a su lado son su fiel amigo y abogado Archer Brown (Cipriano Lodosa) y la redactora de los discursos presidenciales Clarice Bernstein (Ana Labordeta). Esta situación de crisis política y personal nos permitirá observar el comportamiento de todos los personajes, que, sin duda alguna, querrán obtener algo a cambio de su ayuda.

Es aquí donde hallamos la incorrección política manifiesta de la obra de Mamet adaptada por el director José Pascual, que nos muestra los entresijos del poder, del mayor poder sobre la tierra. Y aquí la diplomacia, la humanidad, la moralidad y la corrección se transforman en lo que, seguramente es: intereses económicos, deseos de todo tipo, banalidades, incorrección política y sobre todo ganas de mantenerse en el poder cueste lo que cueste. Uno no puede dejar de tentarse a sí mismo y trasladar los acontecimientos expuestos en Noviembre a la “corte real” americana gobernada por el presidente Bush hijo, donde la incapacidad de algunos de sus miembros, sobre todo del que ocupaba la posición más alta, y la ramificaciones de los intereses económicos personales y de las corporaciones creaban situaciones, seguro, como las mostradas por Mamet, y donde los dólares pesaban mucho más que otros aspectos más humanísticos sobre la decisiones presidenciales, ejemplo claro representado en la campaña “mundial” contra el terrorismo en Irak.

Esta comedia salvaje y disparatada nos presenta a pocos personajes, cinco en total, donde luce con toda la fuerza la interpretación de Santiago Ramos. Un personaje y una obra que le permiten brillar por encima de todo lo demás, aunque en algunos momentos el histrionismo del actor se haga presente en el escenario, algo nada sorprendente en Ramos. Su consejero personal, Cipriano Lodosa, se mantiene fiel a su amigo para tratar de no empeorar las cosas, que según los derroteros que toma la obra, pueden acabar en cualquier conflagración nacional e internacional. La redactora de los discursos presidenciales (Ana Labordeta) intentará aprovecharse de la situación, chantajeando de alguna forma al poder. Mientras, el representante de la Asociación Nacional del Pavo Real (algo tan ridículo como la asociación nacional del rifle, tristemente conocida, seguramente, a lo largo y ancho del planeta) Jesús Alcalde, nos muestra la capacidad de influir en la decisiones presidenciales, y provee a la trama, seguramente, de los diálogos más cómicos y delirantes de toda la obra, contenidos en su enfrentamiento verbal con el presidente. Finalmente Rodrigo Poisón interpreta al jefe indio Dwight Grackle, que proporciona la excusa necesaria para atacar la memoria de los indios nativos americanos desde el punto de vista de la ramplonería y desprecio del “gran hombre blanco”.

Sin duda Noviembre es una buena comedia, que hará reír a todos aquellos interesados en la política más reciente y en introducirse en los bajos fondos de la política y el poder, que, seguramente, son los peores fondos que existen!!

“Noviembre” se representará en el Teatre Goya del 7 de septiembre al 11 de octubre de 2009

Autor: David Mamet
Director: José Pascual
Intérpretes: Santiago Ramos, Ana Labordeta, Cipriano Lodosa, Jesús Alcaide y Rodrigo Poisón
Escenografía y vestuario: Rafael Garrigós
Iluminación: Felipe Ramos

Duración: 1 hora 40 minutos (sin entreacto)
Horarios: Miércoles a las 21.30 horas; jueves a las 18.00 y a las 21.30 horas; viernes a las 21.30 horas; sábados a las 18.30 y a las 22.00 horas y domingos y festivos a las 18.30 horas
Precio: Miércoles y jueves: 23 €; viernes, sábados, domingos y festivos: 2

To Top