Publicidad

Crítica: Non Solum

Autor:

non_solum_4

Sergi López
es un rostro habitual en el cine; hasta ahora lo hemos visto en papeles tan distintos como el inquietante protagonista de Harry, un amigo que os quiere, el malvado militar de El laberinto del Fauno o el hombre capaz de seducir a su asesina en Mapa de los sonidos de Tokio, entre otros. Tanta productividad cinematográfica le había obligado a aparcar su faceta teatral, hasta que decidió escribir, junto a Jorge Picó, Non solum, el espectáculo que ha presentado en el Teatre Poliorama desde el 20 de mayo hasta el 20 de junio de 2010.

En un escenario desnudo, donde únicamente encontramos una pequeña caja ejerciendo de escenografía (y que es utilizada como tarima sobre la que cantar o como ataúd, según lo requiera el texto), aparece nuestro hombre. Los primeros instantes son una muestra de la capacidad de López como mimo, no en vano estudió en una de las más prestigiosas escuelas de teatro, la Escuela Internacional de Teatro de Jacques Lecoq. Tras esos momentos de teatro gestual, comienza el despropósito: una serie de personajes van entrando en escena, personajes que son distintos, pero a la vez son el mismo, y a quienes da vida el propio López, quien realiza esfuerzos titánicos para preguntarse y responderse a sí mismo, colocándose en uno u otro lugar, según la posición que debiera ocupar el supuesto personaje, en un complicado juego que López consigue hacer creíble.

En las casi dos horas de duración del espectáculo, Sergi López trata temas tan variados como son la muerte, las relaciones entre hombres y mujeres (nunca ha sido tan divertida la recreación de una relación sexual, relatada de forma tan simple como aséptica) o la gestión que del dinero público hacen nuestros políticos, todo ello relatado con su particular sentido del humor. Cada tema queda separado del anterior con una canción que el propio actor interpreta, ejerciendo las funciones tanto de cantante como de músico (sin instrumento alguno), logrando que canciones tan serias como el magnífico bolero Nosotros consigan llenar la platea de sonoras carcajadas.

Non solum no es exactamente un monólogo, a pesar de que tan sólo encontramos a López en el escenario: no se limita a explicar una serie de historias, él las interpreta, por eso Non solum se puede considerar una obra teatral donde un único actor realiza todos los personajes. Es también un ejercicio de imaginación desbordante, no sigue una historia lineal, son varios momentos con un marcado carácter surrealista. Sea como sea, y aunque se trata de un texto inteligente y divertido, uno no se puede imaginar este espectáculo con otro actor que no sea Sergi López, quien ofrece una actuación de gran intensidad y entrega, algo que se puede comprobar viendo en qué estado finaliza la función la camisa de López, totalmente sudada. A pesar de ese desgaste y de la rapidez con la que debe efectuar sus transformaciones, a López se le ve disfrutar interpretando todos los personajes de la obra, contagiando al público asistente de su espíritu burlón.

En definitiva, Non solum es un regalo para el espectador, dos horas en las que se suceden toda una serie de situaciones hilarantes que conquistan al espectador, además de ser una estupenda oportunidad para descubrir, sobre un escenario, el talento cómico y la capacidad camaleónica de uno de nuestros mejores actores.

“Non Solum” se representa en el Teatre Poliorama del 20 de mayo al 20 de junio de 2010.

Dirección: Jorge Picó y Sergi López
Escenografía y dirección técnica: Jordà Ferrer
Diseño de luces: Lionel Spycher
Inspiración musical: Bernardo Sandoval
Canción: Pau Riba
Realización vestuario: Dress Art
Técnico de luces: Pep Arumí
Producción: Setzefetges Associats, S.L.
Coproducción: Ring de Teatro

Horario: jueves, viernes y sábado, a las 21.30 h; domingo a las 19 h
Precio: desde 25 €

Duración del espectáculo: 1 hora y 30 minutos.
Idioma: catalán.


To Top