Publicidad

Crítica: Molt soroll per no res

Autor:

Molt_soroll_2

Del 13 al 16 de enero la Sala Abaco de la Nau Ivanow acoge la representación de una nueva versión de un clásico de Shakespeare, Molt soroll per no res, un canto a la felicidad y al amor, aun en tiempos de perfidia, materializada por la compañía Les Antonietes Teatre e interpretada por Bernat Quintana, Sergi Torrecilla, Guillem Gefaëll, Mireia Illamola, Bàrbara Roig, Pep Ambròs, Maria Ibars y Annabel Castan.

Siempre es agradable y reconfortante asistir a la representación de una obra de Shakespeare, sea ésta una adaptación clásica o una revisión actualizada de algún clásico del dramaturgo inglés. La compañía Les Antonietes Teatre ha optado por esta segunda opción al estrenar Molt soroll per no res, una de las grandes comedias shakespirianas que nos habla de la celebración del amor.

El argumento, sin duda alguna, es por todos conocido. El príncipe Don Pedro de Aragón regresa, tras una campaña militar, a la villa italiana de su amigo Leonato, en Messina, para recuperarse de los esfuerzos bélicos. Durante su descanso Claudio, el favorito de Don Pedro se decide a pedir la mano de la preciosa hija de Leonato, Hero. Aunque su felicidad se verá desbaratada por la inquina del hermano bastardo del príncipe aragonés, Don Juan, descontento de la autoridad de su hermano y celoso del afecto que éste demuestra hacia Claudio. Al mismo tiempo, una trampa amorosa se cernirá sobre Benedicto y Beatriz, dos enamorados que hallarán el uno en el otro, después de años de odio y desidia, la clave del amor y de la felicidad.

La trama de Molt soroll per no res, se desarrolla a través de pequeños diálogos enmascaradamente complicados, rumores, perfidias y confusiones y nos presenta dos historias que giran entorno al amor. La primera muestra un amor romántico y apasionado que se encarna en las figuras de Claudio y Hero. La segunda nos ofrece un amor enojado y exasperado, el que sufren Benedicto y Beatriz y que enmascaran en un odio y una antipatía vital. Las dos tramas amorosas evolucionarán, con la ayuda de la experta pluma Shakespeare, y pasarán del amor al desamor y al odio, guiadas por las envidias humanas y los caprichos divinos, para proponernos una defensa del amor y de la felicidad, bañada por el sol de las costas sicilianas.

Les Antonietes Teatre han llevado a cabo una adaptación de la comedia de Shakespeare con aciertos y con algunos desaciertos. La juventud de los componentes de la compañía es uno de los primeros, que le proporciona a la adaptación una frescura y originalidad en la presentación y en la actuación de los actores. La obra está adaptada a los tiempos más actuales, donde tienes cabida los móviles, la televisión y una vestimenta militar más “contemporánea”. Además se ha intentado “desarrollar” algo más la trama original invirtiendo alguno de los roles interpretativos, haciendo a algunos actores interpretar papeles femeninos y a algunas actrices interpretar papeles masculinos, sumándole, si cabe, más confusión al asunto. Se han incluido, además, algunas referencias a la versión cinematográfica de la obra dirigida e interpretada por Kenneth Branagh, como el visionado del inicio del film británico en un aparato de televisión o la interpretación del tema Sigh No More Ladies, compuesto por Patrick Doyle para la película, en el momento de la llegada y la celebración inicial.

Aunque el resultado, como decía antes, tiene altos y bajos. Adaptar un Shakespeare siempre es algo difícil. Las interpretaciones, no están, seguramente, en el tono en el que tendrían que estar. Una comedia desenvuelta y magistral como lo es Molt soroll per no res requiere de interpretaciones desenvueltas, seguras y magistrales. Y en algunos casos lel trabajo de los actores y actrices de Les Antonietes Teatre demostraban un carácter “demasiado” juvenil. La “estructuración” escenográfica no era, tampoco, la más adecuada para seguir una obra de equívocos como la reseñada. En muy pocos momentos los actores abandonan el escenario, seguramente, demasiado grande, lo que no permite un “limpio” y adecuado seguimiento de la trama. Sin embargo la rotura, durante diversos momentos de la obra, de la “cuarta pared” que separa a los actores del público permite a éste hacerse algo más con unos personajes y una historia tristemente románticos, y como se dice en algún momento, se puede cumplir uno de los deseos de cualquier apasionado al teatro, interpretar, aunque sean con una o dos líneas de diálogo, a uno de los secundarios de la obra. Todo un lujo, seguro...

Aún así, el Molt soroll per no res de Les Antonietes Teatre no es una mala opción, ni mucho menos, para aquellos que quieran disfrutar de una de las comedias más emotivas y románticas de Shakespeare, aunque en ella la envidia y el odio también tengan lugar, y para sorprenderse de cómo una obra escrita hace más de 400 años puede describir momentos, emociones y actitudes tan contemporáneas y actuales.

“Molt de soroll per no res” se representará en Sala Abaco de la Nau Ivanow del 13 al 16 de enero de 2010.

Autor: William Shakespeare
Dirección: Oriol Tarrasón
Intérpretes: Bernat Quintana, Sergi Torrecilla, Guillem Gefaëll, Mireia Illamola, Bàrbara Roig, Pep Ambròs, Maria Ibars y Annabel Castan
Traducción: Salvador Oliva
Diseño de escenografía: Xesca Salvà
Diseño de vestuario: Les Antonietes Teatre
Diseño gráfica: Assad Kassab
Compañía: Les Antonietes Teatre

Horarios: De jueves a sábado a las 21:15 horas y el domingo a las 19:15 horas.
Precio: 12 €; Amics de la Nau Ivanow, 10 €.
Duración de la obra: 1 hora y 30 minutos.
Idioma: catalán.


To Top