Publicidad

Crítica: Mentiras, incienso y mirra

mentiras_incienso_y_mirra

 

Seis amigos vuelven a reunirse una vez más para la cena de Reyes. La risa y el buen rollo están en la superficie, debajo hay cosas que pueden estallar amargamente en la cara. Bienvenidos a la cena de...



Juan Luis Iborra tiene a sus espaldas la dirección de películas como “Amor de hombre”, “Kilómetro cero”, “Tiempos de azúcar” “Valentín” y “Enloquecidas”. También es el guionista de las conocidas ”Salsa Rosa”, “¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?” y “Todos los hombres sois iguales” entre otras. Un tanto desencantado por los tejemanejes en la producción en el mundo del cine decide pasarse a la creación y dirección en el teatro. Debuta en 2007 con la obra que nos ocupa junto a  Antonio Albert con el cual ya había colaborado en “Enloquecidas”. Este último es otro reputado guionista y crítico de cine y televisión, y hasta presentador de programas de TV. La obra lleva más de 300 representaciones en diferentes lugares de España siempre con gran éxito.

Ramón, (Jordi Rebellón) el célebre Dr. Vilches de Hospital Central, es una persona madura, seria y bien posicionada que cada año organiza la cena de Reyes invitando a sus cinco amigos de casi toda la vida en su apartada casa. Anhela recuperar el espíritu de la inocencia e ilusión de la noche de los Reyes Magos que perdió al dejar de ser niño. Sus cinco amigos de edades entre 35 y 45 son bien diferentes. Lola (Elisa Matilla) una nerviosa enfermera adicta a las pastillas y los porros. Victoria (Ana Pascual) una chica formal y muy responsable pero poco abierta al amor. Pedro (Ángel Pardo) el gay del grupo y de los que constantemente se enamora a primera vista. Jaime (Jesús Cabrero) que lo tiene siempre todo claro, según él, y colecciona conquistas sin parar. Por último Pilar (Ana Rayo) una presentadora del corazón que destroza vidas contando intimidades, su vida es un constante estrés y ella siempre es la más importante. Todos sus rostros os sonaran de la televisión.

La obra nos presenta una cena que se celebra por costumbre cada año. Los seis amigos sólo se ven en esa ocasión. Todos tienen problemas y fobias interiores que no exponen a la luz y que en esta cena irán apareciendo. Algunos son secretos a gritos que todos conocen pero que no se rebelan a la persona por no herirla o no saber como tratarlos. Como en la vida real la cena se llena de anécdotas, tensiones, alegrías por épocas pasadas, proposiciones descabelladas y firmes sentencias.

Todos tenemos nuestras manías y defectos que se acentúan con el tiempo. Estos amigos los conocen y los sueltan como puyitas y como puñales cuando están al límite. A veces creemos que somos de una forma y no sabemos como nos ven realmente. La velada irá transcurriendo con momentos de enfados, lloros, y derrumbamientos sin olvidar el humor que es el que esta más presente.

“Mentiras, incienso y mirra”
no deja de ser una comedia que pasa rápidamente al drama y viceversa. Se tratan temas sobre el amor, la falta de este, el sexo, la inseguridad, la soledad, la incomunicación, el miedo a crecer, el descubrir nuestro lugar en la vida. Todo atado por el fino hilo de la amistad. La cena llegara a un extremo al que no había llegado nunca antes. Las almas se desnudarán...

La obra tiene sus momentos de locura desatada y frases lapidarias. Atención a la comparación que suelta la que quiere ser madre con los pinchitos de tortilla. Se te queda grabada para siempre. Todos los intérpretes actúan muy bien en sus papeles que tienen que tender a la exageración de sus personalidades. Os podéis ver reflejados en algún momento de la cena. Tal vez el único problema es que te estas riendo a gusto y de repente estas oyendo algo triste con lo que te quedas destemplado, pero ¡La vida es así!

El montaje es muy dinámico pues te sientes como un invitado,más, callado eso sí, de la mesa. Los actores salen de dicha cena con naturalidad para explicarnos lo que sienten, sus pensamientos. El ritmo solo decae algo en los momentos de tristeza.

Una obra para irnos preparando por lo que pueda suceder en las próximas cenas Navideñas.

“Mentiras, incienso y mirra” se representará en el Teatre Borràs del 30 de septiembre al 2 de noviembre de 2009.

Autores: Juan Luis Iborra y Antonio Albert
Dirección: Juan Luis Iborra
Reparto: Jordi Rebellón, Elisa Matilla, Ángel Pardo, Jesús Cabrero, Ana Pascual y Ana Rayo
Diseño de escenografía: Rafael Garrigós
Diseño de vestuario: Look Art

Horarios: De miércoles a viernes a las 21:00 horas; sábados a las 18:30 y a las 21:30 horas y domingos a las 18:30 horas
Precios: de 19 a 29 €.

To Top