Publicidad

Crítica: Mediocres, en el Teatre Gaudí.

Autor:



¿Qué es Mediocres? De entrada Mediocres es un montaje teatral que desde el 17 de enero, y después de haberse estrenado en el Versus Teatre el pasado mes de noviembre, tiene una segunda oportunidad en el Teatre Gaudí de Barcelona. Pero, ¿qué es Mediocres? ¿Es una comedia? Pues sí, lo es, pero tras el humor se esconde una reflexión inteligente sobre la sociedad actual, tan proclive a mirar hacia otro lado cuando ve problemas. ¿Quizá es un musical? Pues no en el sentido estricto, a pesar de incorporar coreografías y canciones interpretadas en directo. ¿Es un espectáculo infantil? Rotundamente no, pero sí encontraremos un sketch con unas marionetas curiosas que sacará el niño que todo adulto lleva en su interior. Por todo esto Mediocres es un montaje difícil de etiquetar pero que, con la originalidad de su planteamiento y los diversos homenajes que reconoceremos en él, entusiasmará al público que tenga el acierto de asistir a una de sus representaciones.


Comienza la función con una versión punk de What a Wonderful World (¿ironía, quizá?), un tema cantado por los actores con una contundencia inusual que presagia un espectáculo descarado y divertido. Son cinco personajes en uno, cinco voces con un mismo discurso que nos explican, de una manera diferente, un día de su vida, una existencia mediocre en la ciudad que podría ser la de cualquiera de nosotros. Así, el protagonista nos habla de aquel día concreto en el que le robaron la cartera en el metro, un día en el que no dejó de ir al gimnasio ni a comprar como de costumbre al súper, un día en el cual todo fue tan mediocre como el anterior. ¿O quizá no lo fue tanto?

Este es el primer espectáculo de la compañía Buits i Nous, unos jóvenes valientes que con este montaje se han arriesgado mucho: lejos de debutar con una historia convencional, con un argumento explicado de forma usual, ellos han decidido crear un relato con cinco personajes que forman uno solo, una particularidad que obliga a los actores –todos ellos notables– a un esfuerzo extra para sincronizarse a la perfección, unos intérpretes polivalentes que incluso se atreven a hacer de lámpara o de diván, según el momento.

Mediocres es una historia urbana original, divertida y emotiva que, con buen humor, critica algunos de los males que afectan a la sociedad del siglo XXI; así veremos como, a menudo, caemos en una tendencia ridícula a la corrección política (“los/las compañeros/as”) mientras descuidamos otros aspectos más importantes, como la solidaridad hacia los desfavorecidos, a quienes miramos con desconfianza, una sociedad con carencias afectivas que necesita ir al psicólogo para superar las dudas y los miedos que la hacen ser frágil, mediocre.

Sin embargo, el gran acierto de la compañía Buits i Nous es la imaginación con la que ha planteado esta obra: los actores escenifican divertidos flashbacks y flashforwards para pasar de un día a otro, además de incluir en él diversos homenajes, desde recordar a los añorados Monty Phyton –con la interrupción de la función en la media parte– a hacer un número que evoca la danza contemporánea, desde la poética fusión de los cinco para convertirse en uno solo a un número musical extraordinario que transforma la banda sonora de Bola de Drac en una fantástica canción melódica, o bien el recurso del running gag de aquel personaje “sucio, roñoso y hambriento” con el que el protagonista se topa en cada instante. Y todo esto en un escenario vacío donde tan solo hay un muro con unas piezas gigantes de Tetris que los mismos intérpretes transforman, según la ocasión, en una pizarra donde desarrollar complicados ejercicios matemáticos, una pasarela, la consulta de un psicólogo o un supermercado pakistaní, entre otros.

“¿Qué es Mediocres?” preguntaba en el primer párrafo. Pues Mediocres es una de las propuestas más divertidas y atípicas que actualmente podemos encontrar en la cartelera teatral de Barcelona, una de esas joyas inclasificables que no solo nos hará reír, sino que también nos hará reflexionar sobre nosotros y nuestro entorno más cercano, un espectáculo fascinante que, sencillamente, debe verse.

"Mediocres" se representa en el Teatre Gaudí de Barcelona del 17 de enero al 22 de febrero de 2012.

Dirección: Joan Manuel Albinyana
Dramaturgia: Núria Vizcarro Boix
Intérpretes: Empar Capilla, Agnès Esquerra, Carla Lindström, Andreu Martínez y Albert Mèlich
Compañía: Buits i Nous
Escenografía: Natalia Aguirre
Sonido: Dani Seoane
Diseño de iluminación: Dani Sánchez
Técnico de iluminación: Dani Rodríguez / Dani Tort

Horarios: martes y miércoles, a las 20:45 horas
Precio: 16 €
Idioma: catalán
Duración: una hora y quince minutos


To Top