Publicidad

Crítica: Magnetismes, al Teatre Gaudí de Barcelona

Autor:

“Abandonado por todos, incluso por la suerte”, confiesa, desolado y al borde del abismo más absoluto, uno de los seis protagonistas de Magnetismes, el nuevo acierto del Teatre Gaudí de Barcelona con el que pretende sacudir los sentimientos de los espectadores, una de aquellas propuestas que se estrenan sin hacer mucho ruido pero que con toda seguridad se ganarán el favor del público gracias a un texto excelente y de mucha actualidad –precariedad laboral, gente sin trabajo ahogados por la hipoteca, el pánico a la soledad en hacerse mayor, parejas atrapadas en relaciones que no les satisfacen,…– basado en tres historias entrelazadas que, por un motivo u otro y de forma inevitable, conectarán con nuestras propias experiencias.

Una de las obsesiones de la compañía RAS Teatre –responsables de esta producción– es la de tratar temas cercanos y contemporáneos; su debut fue con The Lonesome West, del autor escocés Martin McDonagh, pero para su segundo espectáculo preferían un texto firmado por un “autor de casa”, y demostraron tener un olfato privilegiado a la hora de escoger cuando optaron por esta pieza que Elisenda Guiu escribió inspirándose en sucesos que vivía muy de cerca, relatos protagonizados por unos personajes desorientados, desesperados y sin demasiada fortuna para afrontar los retos con los que el destino les pone a prueba. Así, Pepa Fluvià vuelve a dirigir con sutileza a los actores de la compañía –Sergio Alfonso e Isidre Montserrat–, a quienes se han añadido Cristina Solà, Ignasi Campmany, Ignasi Guasch y Ruth Llopis para completar el reparto de esta obra coral, mientras que Josecho de Linares ha sido el encargado de realizar los audiovisuales que sirven como presentación melancólica de los personajes.

¿Y quiénes son estos seres atrapados en una realidad infeliz? Guiu utiliza tres historias donde enfrenta a individuos de carácter totalmente opuesto que, por motivos casuales o no, se acaban encontrando y aprendiendo del otro: Sara encadena fracasos amorosos mientras observa, impotente, cómo pasan los años sin tener la estabilidad deseada, pero coincide con Jofre, un joven marcado por un accidente de tráfico que, a pesar de todo, no pierde el humor ni las ganas de vivir; Marc vive atrapado en una relación que no le place, pero la llamada de Martina, una licenciada en comunicación audiovisual que trabaja como teleoperadora, impulsiva y de fuerte personalidad, le hará dudar sobre qué camino tomar en el futuro más inmediato; y Lluís, que aparcó sus sueños para trabajar en un banco y que una noche se rencuentra con Joan, un viejo amigo sin trabajo desde hace dos años y que, desesperado, está decidido a hacer cualquier cosa para conseguir dinero.

El montaje refleja con sencillez y extraordinaria habilidad las frustraciones, los miedos y las dudas a las que estamos expuestos cada uno de nosotros, utilizando el tono adecuado para una trama como esta, serio pero sin caer en el drama más absoluto, evitando enredarse en un exceso de explicaciones que penalizarían el ritmo de la obra y añadiéndole el punto justo de humor que requiere cada momento. De esta manera, Magnetismes se confirma como un ejemplo magnífico de buen teatro actual culminado con un brillante discursofinal con el que la autora da sentido al título de la obra.

Magnetismes se representará en el Teatre Gaudí de Barcelona desde el 24 de abril hasta el 8 de junio de 2013.

Autora: Elisenda Guiu
Dirección: Pepa Fluvià
Dirección audiovisuales: Josecho de Linares
Intérpretes: Cristina Solà, Ignasi Campmany, Ignasi Guasch, Ruth Llopis, Sergio Alfonso, Isidre Montserrat
Ayudante de dirección: Xavier Lastra
Producción: RAS Teatre
Producción ejecutiva: Sergio Alfonso, Isidre Montserrat
Diseño de escenografía e iluminación: Elisenda Rodríguez
Técnico de iluminación: Albert Giner
Vestuario: Maria Tuset
Música original y piano: Sergio Alfonso
Fotografía: Ester Villaescusa
Diseño gráfico: Dosbcn

Horarios: jueves, viernes, sábado y domingo a las 20:00 horas
Precio: 20 €
Idioma: catalán
Duración: Una hora y quince minutos

To Top