Publicidad

Crítica: L’habitació de Verònica

Autor:

habitacio_de_veronica

No es habitual encontrar en la cartelera teatral de Barcelona propuestas que tengan el thriller psicológico como eje central. Pero, si este tipo de historias triunfan cuando las vemos en la gran pantalla, ¿por qué no trasladar ese formato a los escenarios, donde la cercanía del actor favorece la creación de una atmósfera inquietante? Seguramente esta pregunta se la hicieron los responsables de la Sala 2 del Club Capitol cuando el año pasado programaron L’habitació de Verònica, una angustiosa historia de una hora y media de duración que, debido al gran éxito cosechado en su temporada anterior, han acertado a volverla a programar desde el pasado 21 de octubre.

Es una noche fría. La tormenta cae sin pausa y repiquetea sobre el techo de una casa. Truenos y relámpagos hacen de ésta una noche muy desagradable para salir a pasear. Nos encontramos en una de las habitaciones de la casa, la habitación de Verónica, una de las hijas del matrimonio Brabissant, fallecida años atrás. Acompañados de una pareja de delicados ancianos entran Susan y Larry, unos jóvenes que han recibido una curiosa propuesta: debido al enorme parecido de Susan con la difunta, podría hacerse pasar por la chica durante esa noche, y de esta manera aliviar el dolor de la única persona de la familia que queda con vida, quien, enferma y senil, aún cree que su hermana sigue viva. Susan aún no lo sabe, pero esa visita no será tan apacible como imagina…

El Club Capitol se ha transformado en esa prisión que es la habitación que menciona el título: un fantástico trabajo escenográfico cuidado hasta el más pequeño de los detalles para lograr que el público crea estar en esa angustiosa habitación, un lugar que se ha mantenido cerrado durante años, y que se encuentra intacto desde la muerte de quien lo habitaba. Con todo, el gran mérito de L’habitació de Verònica es su historia en sí. Escrita por Ira Levin (autor de obras tan conocidas como La semilla del diablo o Las mujeres perfectas) L’habitació de Verònica es un típico relato de suspense con elementos del terror más clásico, pero lo que de verdad lo hace especial, lo que hará que el espectador dude en todo momento acerca de lo que está viendo, es que se sucede una sorpresa tras otra, el ingenio de la historia provoca hasta tres giros argumentales que, inevitablemente, dejarán al público clavado en su butaca. Además, el uso de truenos y relámpagos como sencillos efectos especiales sirven para remarcar el aspecto más terrorífico de algunas frases o sentencias, un recurso tan tópico como adecuado para un relato como éste.

Sea como sea, la historia no es lo único destacable en la función, ya que para recrear ese ambiente inquietante y misterioso son esenciales unos buenos actores que consigan dar credibilidad a unos personajes tan complejos y con tantos matices; así, pues, Héctor Claramunt cumple en el papel de Larry, Sílvia Marty convence como Susan, la víctima de la historia (suyos son los instantes más escalofriantes, sus desgarradores gritos encogen el corazón del espectador), pero si alguien merece ser destacado por sus actuaciones son tanto Pep Anton Muñoz como Mercè Montalà, dos actores de larga trayectoria que experimentan una extraordinaria mutación a lo largo de la hora y media de función, pasando de ser unos venerables ancianos a convertirse en un manipulador y terrorífico matrimonio.

En definitiva, L’habitació de Verònica es una turbadora y a ratos terrorífica historia, además de ser una fantástica muestra de teatro de género, y ciertamente es una de las mejores opciones para todo aquél que quiera pasar una hora y media de tensión y angustia.

“L’habitació de Verònica” se representa en la Sala 2 del Club Capitol hasta el 19 de diciembre de 2010.

Autor: Ira Levin
Dirección y adaptación: Héctor Claramunt
Intérpretes: Pep Anton Muñoz, Mercè Montalà, Sílvia Marty y Héctor Claramunt
Escenografía: Joan Sabaté
Iluminación: Julián Elizalde
Música: Pep Pascual
Vestuario: Consol Ruiz
Maquillaje y caracterización: Àngels Salinas
Producción: Shankara Teatre

Horario: Miércoles, jueves y viernes a las 20:30 h; sábados a las 17:30 h y a las 20:30 h; domingos a las 18:30 h
Precio: Miércoles y jueves, 21 €; de viernes a domingo, 25 €.
Idioma:
catalán.
Duración de la obra: 90 minutos.


To Top