Publicidad

Crítica: La vida por delante

Autor:

lavidapordelante

El Teatre Goya mantiene en cartelera hasta el próximo 8 de agosto La vida por delante, una pequeña joya teatral dirigida por Josep Maria Pou e interpretada por Concha Velasco y Rubén de Eguia.
Podría iniciar esta crítica sugiriendo al lector que el título de la obra nos da una pequeña gran pista sobre el su argumento. Y no le mentiría si le dijera que su trama versa sobre la vida, no tan solo la que queda por vivir, sino también sobre la vivida y la que se agota y se consume en el presente. La vida por delante es un drama tragicómico y existencial tratado y analizado a través de los ojos de uno de sus protagonistas, el joven Momo, hijo de una prostituta y recogido y criado por la señora Rosa, una vieja exprostituta judía superviviente de Auschwitz. Con esta breve sinopsis es fácil de entender el panorama que aparece ante los ojos de los espectadores una vez que se alza el telón. La trama se desarrolla en la casa de la sra. Rosa. Es en este espacio donde asistiremos a la educación de Momo, donde el joven conocerá lo que es la vida, de las clases bajas a las que pertenece, por supuesto, y donde llevará adelante un aprendizaje vital de la mano de la sra. Rosa. La obra hace especial hincapié en la vida, cuando esta obliga y arrastra a los individuos a vivirla. Seremos testigos de los lazos de unión “familiar” que vinculan a un joven musulmán, inocente aún y que todavía no ha sido demasiado afectado por la maldad y la opresión social externa a la casa, y la de una prostituta vieja que ha salido victoriosamente derrotada por las experiencias que su retazo personal de existencia le han hecho enfrentar: persecución racial, un matrimonio fallido y delator, la reclusión en un campo de concentración... Tras toda esta serie de desgracias la sra. Rosa se ha dedicado a dar cobijo a los hijos de prostitutas que no han podido ser criados por ellas mismas, de los cuales, Momo es ya el último. Aún así, en la casa de la sra Rosa se ha creado un ambiente familiar entre los “hijos de puta” y la exprostituta, un círculo hogareño que la edad y los achaques de la sra. Rosa están a punto de hacer concluir. Es en este momento de crisis final cuando el drama existencial de la obra se hará más patente. Momo y la sra. Rosa solo se tienen a ellos mismos, el uno al otro, a nadie más que les pueda echar una mano (excepto la cordial y desinteresada ayuda del doctor Katz). Momo está a punto de enfrentarse a la vida el solo, con la única posesión de la existencia y de las experiencias compartidas con la sra. Rosa. Una vida por delante nueva y desconocida y por lo tanto amenazadora. Por su parte la exprostituta ha de hacer frente a sus últimos días y luchar contra una enfermedad que la llevará al ocaso y que, por el contrario, la hará recordar y revivir fatídicamente momentos de su vida pasados. Es así como el pasado y el futuro se entremezclan en el presente plasmado en el escenario. Concha Velasco interpreta de forma arrolladora y con un tinte trágico-cómico a la señora Rosa, con la seguridad y el sello de calidad que su amplia carrera tanto cinematográfica como televisiva y teatral le puede garantizar. Rubén de Eguia da vida al joven musulmán Momo, que lleva parte del peso de la actuación y que según los aplausos del auditorio, gustó, o mejor dicho encantó al público del teatro. Como no podía ser de otra forma el delicado arte escenográfico nos permite introducirnos rápidamente en la casa de la sra Rosa y ser testigos de un acto heroico y corriente al mismo tiempo, de una oda a la vida, a la que justo está a punto de empezar y florecer (si no se marchita antes de tiempo) y a la que se acaba y se extingue, y que por ser vida o muerte (como la de todos) tiene derecho a ser tratada, cuidada y respetada, sin duda alguna, hasta el final. “La vida por delante” se representa en el Teatre Goya del 7 de julio al 8 de agosto de 2010. Autor: Romain Gary (Emile Ajar) Dirección: Josep Maria Pou Intérpretes: Concha Velasco, Rubén de Eguia, José Luis Fernánde y Carles Canut Adaptación: Xavier Jaillard Traducción: Josep Maria Vidal Escenografía: Llorenç Corbella Vestuario: María Araujo Iluminación: Pep Gàmiz Espacio Sonoro: Jordi Ballbé Producción: Focus Horarios: Miércoles a las 21:00 horas; jueves a las 18:00 y a las 21:00 horas; viernes a las 21:00 horas; sábados a las 18:30 y a las 22:00 horas y domingos y festivos a las 18:30 horas. Precio: Miércoles y jueves, 23 €; de viernes a domingo y festivos, 29 €. Duración del espectáculo: 1 hora y 50 minutos (sin entreacto) Espectáculo en castellano
To Top