Publicidad

Crítica: La torre de la Défense

 

Parece ser que al director del Teatre Lliure le gustan los textos de Copi (Buenos Aires 1939 – Paris 1987). No sé exactamente si éste es el segundo o el tercer texto que pasa por el Lliure de un autor que si no fuera por su prematura muerte podría haber sido mucho más prolífico de lo que fue. Lo que sí fue Copi, igual que el Sr. Rigola lo es ahora, es un provocador, aunque en la época en que fue escrita la obra, se estrenó en 1981, era lo más normal del mundo.


Copi perteneció al grupo de vanguardia Pánico, grupo en el que también estaban integrados Roland Topor, Alejandro Jodorowsky o Fernando Arrabal (provocador donde los haya). Copi fue un pequeño genio, escribió novelas, teatro y cómics, aunque su verdadera pasión siempre fue el teatro. La torre de la Défense ha sido dirigida por Marcial di Fonzo Bo, con el que coincide con Copi en dos cosas: ambos son fans de sus textos y coinciden en la ciudad de nacimiento. Le han preguntado en más de una ocasión al director porque reincide en textos de Copi, le dicen que es un autor menor, que su humor comienza a estar pasado de moda, que es sexista, y cosas por el estilo. Él les responde que Copi fue lúcido, divertido, chic, terrorista, eficaz y que tenía una versión de mundo muy moderna y liberada. Bueno, pues yo pienso que ambas partes tienen razón. Hay un teatro que se hizo por esas fechas, en el que también queda agrupado, por ejemplo, el teatro del absurdo, que resulta un poco pasado de moda porque pertenece a otra época. Hoy no nos afectan tanto los textos de Dürrenmatt, Ionesco o Arrabal, como lo hicieron en su época, que lo que más querían era provocar a la población. Es lógico que Copi hoy en día tampoco lo haga, lo que no quiere decir que dejemos de programar sus obras en nuestros teatros.

Lo que sí es cierto es que La torre de la Défense sobrepasa en más de una ocasión los limites del absurdo y del mal gusto. El argumento de la obra se centra en un fin de año que se celebra en un apartamento en la Torre de la Défense de Paris. Hay seis personajes en esa torre, cinco hombres y una mujer. Hasta ahí todo bien, luego comienza el caos. Los habitantes del piso son una pareja de homosexuales y en él reciben algunas visitas, desde una vecina que anda siempre con el tripi subido, pasando por un travestí que se hace pasar por millonario e incluso un árabe que han recogido por la calle. Más tarde, y muy secundariamente, aparece el marido de la del tripi. Lo que hay sobre todo en la obra son drogas (el momento en que comienza a nevar en el piso es una alegoría clara a la cocaína), sexo, desnudos y mucho surrealismo. Los personajes y situaciones son totalmente alucinógenos: aparece una pitón por la taza del water, una gaviota que entra volando por el piso y que, después de haber muerto, revive misteriosamente... Podría seguir enumerando cosas y cosas, pero se perdería toda la gracia para las personas que vayan a ver la obra. Como se puede ver el texto parece muy divertido, sobre todo a quien le guste lo extravagante, sin embargo falla desde el primer momento. No sé si es que ha envejecido mal o es cualquier otra cosa, simplemente no funciona, aburre al personal y no consigue coger el vuelo en ningún momento (la gaviota al menos lo consigue). Pero si hay algo que sí convence es la excelente interpretación que hacen todos los actores. Me gustaría resaltar, sobre todas las demás, la que hace Chantal Aimée en el papel de rica caprichosa, drogadicta y asesina, aunque el resto del reparto son muy buenos y son los que consiguen hacer digestible la obra: Ruben Ametllé, Joan Carreras, Tony Corvillo, Julio Manrique y Andrew Tarbet. Otro punto y aparte es el espléndido escenario creado por Vincent Saulier, ya que el apartamento y las vistas de París son increíbles.

Copi escribió un texto cruel, cruel como crueles eran para él los seres humanos, con unos personajes que acaban ardiendo en el infierno. Tal vez al final todos acabemos así, aunque tampoco hay que olvidar que no es más que teatro y en el teatro todo se exagera. ¿O me equivoco y el teatro es como la vida misma?


La torre de la Défense
Director: Marcial di Fonzo Bo
Interpretes: Chantal Aimée, Ruben Ametllé, Joan Carreras, Tony Corvillo, Julio Manrique, Andrew Tarbet
Foto: Ros Ribas

 

 

To Top