Publicidad

Crítica: La marca preferida de las hermanas Clausman

Autor:

clausman_2

Llega al Teatre Tantarantana La marca preferida de las hermanas Clausman una reflexión sobre las consecuencias físicas y psicológicas producidas por la represión política.

La nueva obra de Victòria Szpunberg nos sitúa en un ámbito espacial dividido en el que el pasado y el presente se dividen a partes iguales su extensión. Un pasado que nos emplaza en la Argentina azotada por la última dictadura que sufrió este país, y que supuso la represión política y física de un gran número de activistas demócratas de izquierdas; y un presente, ambientado en la Cataluña de los años 90, en el que la libertad, el consumismo, y el desarrollo económico se han convertido en los valores dominantes. O lo que es lo mismo, en un pasado heroico de lucha política y un presente asolado por el consumismo y el individualismo.

Estos dos espacios temporales conviven en el escenario, y se encarnan en sus dos protagonistas, las hermanas Clausman. Seguramente la palabra que mejor describe esta situación es desubicación. Dos hermanas herederas sino temporalmente si emocionalmente de la represión política. La primera escena ya nos muestra como esta represión aún sigue jugando un papel muy importante en sus vidas, pues no es de otra manera que como un juego como ambas hermanas reviven una y otra vez la lucha política y la huída de sus padres de Argentina. Un episodio familiar que ha quedado gravado, más diría yo, fosilizado, en la vida de la familia Clausman.

Szpunberg nos muestra en su obra como un hecho trágico del pasado puede quedar grabado en el presente y en el futuro, y como ciertas decisiones pueden afectar la vida de las personas que las tomaron y de las más próximas a ellas. La marca preferida de las hermanas Clausman es un claro ejemplo de ello.

De la relación entre las dos hermanas, Maria Rodríguez y Diana Torné, Szpunberg vertebra una obra de crítica social y política, no tan solo hacia la tiranía y la represión política, sino también hacia la sociedad de consumo (o mejor dicho de hiperconsumo) que se ha instalado en la actualidad en la sociedad occidental. Los personajes fantasma de los padres, aunque invisibles, están presentes en el escenario a través del comportamiento de sus hijas. El padre, el sr. Clausman, ha abandonado a su familia, seguramente a causa de la obsesión frustrante de la sra. Clausman, encerrada en su habitación, que no le ha permitido abandonar mentalmente su Argentina natal. Las hermanas Clausman como consecuencia de todo ello, no saben quienes son o de donde son: ¿¿francesas, españolas, catalanas, europeas o argentinas?? En resumen, desubicación familiar, desubicación física y desubicación emocional.

La marca preferida de las hermanas Clausman
es por otra parte una obra sencilla, una obra descarnada y dura en definitiva. Un escenario que nos muestra una casa casi vacía, como los corazones de las protagonistas. A falta de un modelo familiar las marcas se han convertido el objetivo y en el modelo vital de ambas hermanas. Por lo que los objetos, la ropa, los discos, lo material juega un papel muy importante en la obra. Objetos y cosas que pertenecen tanto al pasado como al presente que se manifiesta en lo alto del escenario.

Veremos además como los retazos de historia familiar fósil siguen existiendo, y como, y de forma muy inteligente, el juego y los deseos de las hermanas Clausman nos mostraran la verdadera tragedia de la familia, destrozada por la historia y superada por una realidad materialista.

Victòria Szpunberg nos ofrece un texto en el que no hay comodidades, en el que la realidad se impone a los principios y al heroísmo de la lucha y a la vida y a los sentimientos familiares. Glòria Balañà, lleva a cabo una dirección sobria, acorde con el espíritu de la obra, centrando su interés en la interpretación de las jóvenes Maria Rodríguez y Diana Torné, cuya odisea existencial las aboca a la autodestrucción, de la que seremos ya testigos con la autoreclusión voluntaria de una de ellas.

Una obra interpretada por dos jóvenes actrices que hacen suyo un drama, y que a través de sus penas y alegrías, nos muestran en que ha quedado todo lo que una vez pareció ser el futuro y que ahora no es más que la cruda, desnuda y dolorosa realidad.

“La marca preferida de las hermanas Clausman” se representa en el Teatre Tantarantana del 2 al 25 de abril de 2010.

Autora: Victòria Szpunberg
Dirección: Glòria Balañà i Altimira
Intérpretes: Maria Rodríguez y Diana Torné
Compañía: Cia Tantarantana
Espacio escénico y vestuario: Meritxell Muñoz
Iluminación: Sylvia Kuchinow
Espacio sonoro: Lucas Ariel Vallejos
Construcción escenografía: Nonius SL
Producción:  Tantarantana Teatre con el apoyo del Institut Català de les Indústries Culturals y el Ministerio de Cultura.

Horarios: De miércoles a sábados a las 21:00 horas y domingos a las 19:00 horas.
Precio: De miércoles a jueves 14 €; resto de días 16 €.


To Top