Publicidad

Crítica: La función por hacer

Autor:

la-funcion

Tras el éxito de Boulevard, La Villarroel estrenó el pasado 3 de marzo otra obra cuyo argumento también explica una historia de teatro dentro del teatro: La función por hacer llega a la ciudad condal tras convertirse en una de las sorpresas de la cartelera madrileña. Si bien la obra que Carol López nos presentaba era una comedia, La función por hacer, de 1 hora y 20 minutos de duración, es más bien un drama con pequeñas pinceladas cómicas.

Los espectadores habituales de La Villarroel encontrarán la primera sorpresa justo al entrar al teatro: con el fin de acercar la acción al público, La función por hacer ha montado el escenario en el centro de la sala, con espectadores a ambos lados; se trata de un escenario desnudo, con escasa escenografía, tan sólo una alfombra cuadrada, un caballete con una pintura y una banqueta, elementos necesarios para la función a la que (en teoría) asistimos: entran los actores, representando a un pintor y su amante, e inician una interesante disertación acerca del arte. Minutos después, de entre el público surgen 4 personajes, quienes, una vez creados, fueron abandonados por su autor, así que intentarán explicar el drama que están condenados a vivir una y otra vez.

Sangre, infidelidad, muerte, odio, pasión y violencia son algunos de los elementos que se dan cita en La función por hacer, adaptación libre de la obra más famosa de Luigi Pirandello, Seis personajes en busca de autor; Miguel del Arco y Aitor Tejada firman esta revisión del clásico, del cual conservan la idea original, la irrupción de unos personajes en escena, ahora interrumpiendo una función, y no un ensayo como en el original, para explicar su drama, y frases de gran importancia en el original, como cuando el hermano mayor plantea la posibilidad de que un personaje teatral pueda ser más auténtico que una persona. Del Arco y Tejada también trasladan la acción al siglo XXI para despojarlo de vestuario de época y hacerlo más fácil de comprender.

La función por hacer, además de ser un juego donde ficción y (supuesta) realidad se confunden, es una interesante propuesta sobre teatro, con una idea, la interrupción de una obra teatral por parte de unos personajes, original y moderna (quizás no lo sea tanto, ya que Pirandello publicó su obra en 1921), aunque es posible que pueda resultar algo tediosa en determinados momentos del espectáculo, cuando la discusión se vuelve en exceso profunda y filosófica. Otro de los puntos menos acertados del espectáculo es la ubicación del escenario en el centro: cierto es que obliga a los actores a actuar con mayor dinamismo, pero no aporta demasiado a la historia, además de no ofrecer al espectador una clara visibilidad del conjunto.

Despojada de artificios escenográficos, la obra se sustenta básicamente en el texto, lleno de guiños al mundo teatral (¿existe ese tipo de actor pedante que desoye las necesidades de su personaje para hacer lo que realmente cree?); para ello, es necesario un buen grupo de actores, y La función por hacer los tiene: su magnífico trabajo (es necesario felicitar a del Arco, por ello) hace de ésta una obra recomendable. Todas las actuaciones son fabulosas y de gran intensidad: el dolor de la madre (Manuela Paso) nos encoge el corazón; Raúl Prieto destaca por su interpretación nerviosa y violenta; mientras que Bárbara Lennie nos seduce en el papel de mujer pasional. Tres ejemplos escogidos al azar que no sirven para quitarle, ni mucho menos, importancia al resto de interpretaciones.

En definitiva, La función por hacer es ideal para todo aquél que sea un apasionado del teatro, aunque está especialmente recomendada a actores y demás profesionales del mundo artístico, tal y como se pudo comprobar en las primeras representaciones en Barcelona, cuando se acercaron hasta La Villarroel numerosos actores catalanes, quienes acabaron rindiéndose entusiasmados al trabajo de sus colegas madrileños.

“La función por hacer”
se representa en La Villarroel del 3 al 28 de marzo.

Intérpretes: Israel Elejalde, Bárbara Lennie, Míriam Montilla, Manuela Paso, Raúl Prieto, Cristóbal Suárez
Dirección: Miguel del Arco
Autores de la adaptación: Miguel del Arco y Aitor Tejada
Producción: Kamikaze Producciones

Horario:
miércoles y jueves, a las 21 h; viernes, a las 21:30 h; sábado, a las 18 h y a las 21 h; domingo a las 18 h
Precio: miércoles y jueves, 22 €; viernes, sábado y domingo, 26 €


To Top