Publicidad

Crítica: La casa dels cors trencats

 


El pasado 9 de mayo  la Sala Gran del Teatre Nacional de Catalunya estrenó La casa dels cors trencats, una odisea a través de lo más íntimo del ser humano.


La casa dels cors trencats, es George Bernard Shaw, y es el gran Bernard Shaw. La adaptación que ha estrenado el TNC, dirigida por Josep Maria Mestres, es una suma de elegancia, de buen gusto y de fidelidad a la obra de uno de los grandes autores clásicos de teatro.
Lo primero que nos impresionará es el magnífico y grandioso escenario, una auténtica obra de ingeniería que será el primer protagonista que veremos aparecer a medida que la luz se haga en la escena. En el veremos la casa de los corazones rotos, un lugar donde el desasosiego, la infelicidad y la miseria van de la mano de la alegría, la fortuna y el amor.

Bernard Shaw nos hace reflexionar sobre los anhelos y las ilusiones, sobre la paz y la guerra, sobre el éxito y el fracaso. En la Casa de los corazones rotos se reúnen diferentes personajes y diferentes formas de ver la vida. El viejo capitán Shotover, con sus fascinaciones juveniles y sus ilusiones salvadoras; sus hijas, Hesione, una bohemia que ve el mundo a través de los ojos de la ilusión y el amor y Lady Ariadne, que se rebeló desde pequeña contra su padre y el espíritu libertario de la casa; Héctor, casado y domesticado por Hesione, que para completar su vida necesita inventar grandes mentiras aventureras, y la joven Ellie, cuyos anhelos amatorios y necesidades vitales permitirán que el mundo exterior entre en la casa, marcado por las desigualdades, la guerra y las convenciones sociales.

Es aquí donde aparece la crítica de Shaw. Los personajes discutirán sobre las formas de comportarse, las formas frente a la realidad, la guerra que se avecina, sobre el capitalismo triunfante y avasallador, sobre la crisis de la sociedad y sus valores, y sobre el sentido de la vida. En esta discusión fabulada nada será lo que parece: ni el ladrón, ni el capitalista, ni el padre fracasado, ni la hija fiel e inocente... todo variará según el prisma con el que el público pretenda acercarse a la casa.

El TNC nos presenta una auténtica joya teatral cuidada hasta el más mínimo de los detalles. La escenografía, el vestuario, el texto y como no, las interpretaciones, donde destacan, sin lugar a dudas, Pep Cruz, que encarna a un delicioso e inolvidable capitán Shotover, y Carme Elias, que da vida a una seductora y pragmática Hesione y que llena el teatro con su sola presencia.

Una cita inolvidable para todo aquel que le guste el teatro, el buen teatro!!

"La casa dels cors trencats" se representa en la Sala Grande del TNC del 9 de mayo al 21 de junio de 2009.
Autor: Bernard Shaw
Dirección: Josep Maria Mestres
Escenografía:
Alfons Flores
Intérpretes: Sílvia Bel, Pep Cruz, Carme Elias, Abel Fol, Carme Fortuna, Pep,Anton Muñoz, Santi Ricart, Carles Sales, Artur Trias, Anna Ycobalzeta

Horarios: Miércoles, jueves y viernes a las 20:00 horas; sábados a las 18:00 horas y domingos a las 21:30.
Precio:
de 13 a 24 €.

To Top