Publicidad

Crítica: Hoy no me puedo levantar

hnmpl_2


El próximo 8 de septiembre se estrena en el Teatro Tívoli la obra Hoy no me puedo levantar, la superproducción musical, de casi 3 horas y media de duración, basada en los éxitos de Mecano.



Desde ese mismo día, cruzar las puertas de este teatro nos permitirá viajar en el tiempo hasta el Madrid de 1981, lugar al que se trasladan Mario y Colate, dos chicos de pueblo que persiguen el sueño de triunfar en el mundo de la música, y qué mejor lugar para conseguirlo que aquella ciudad en plena ebullición, donde la movida del momento permitía a cualquiera que tuviera ilusión y ganas subirse a un escenario y defender sus canciones. Y será en ese Madrid convulso (en la obra hay lugar para recordar aquel fallido golpe de estado del 23 de febrero) y sin prejuicios (en ella se mezclan heavies, neo-románticos, homosexuales, personajes de crespados imposibles y vestuario histriónico) donde los dos amigos vivirán esta historia de amor y amistad que es Hoy no me puedo levantar, una tragicomedia en la que se enlazan de forma magistral hasta 25 temas de Mecano.

En la primera parte del espectáculo los dos amigos se establecen en la ciudad, y poco a poco irán formando el grupo que les ha de llevar hasta la fama mientras se ganan la vida trabajando como camareros en El 33, el bar cuya barra cierra a las cinco, aunque Mario no salga de él hasta las seis, como Mecano apuntaba en Cruz de navajas. En esta parte la comedia está presente en todo momento, y en ella encontramos las canciones más desenfadadas de Mecano, como Maquillaje, Me colé en una fiesta o Hawaii Bombay, por citar tres ejemplos. Además, Mario conocerá el amor de la mano de María, la guapa bailaora flamenca que le hará perder la cordura.

Tras una breve pausa se inicia la segunda parte, en la que el drama se apoderará de la obra. En los años 80 se quiso recuperar la libertad perdida en los anteriores cuarenta años, así que se dejaron de lado todos los prejuicios para intentar vivir al límite. De esta manera muchos jóvenes iniciaron una arriesgada relación con las drogas, en un principio experimental, con drogas blandas, pero muchos acabaron enganchados a la heroína y familiarizándose con unas siglas que hasta entonces eran desconocidas por la sociedad: SIDA. Hoy no me puedo levantar no se esconde a la hora de mostrar esos momentos que también fueron protagonistas de los 80; así, pues, el musical muestra los efectos devastadores de las drogas en uno de sus personajes, en los que son los momentos más lacrimógenos del musical.

Paralelamente, las ansias de triunfar en solitario de Mario, aconsejado por la ejecutiva de una importante discográfica, hará tambalear el grupo. ¿Podrá Mario hacer oídos sordos a esos cantos de sirena? ¿Qué prevaldrá: la amistad o la ilusión en una carrera en solitario? ¿Acertará en su decisión? Además, sus dudas afectarán también su relación con María, repleta de altibajos desde el principio.

En esta segunda parte de la obra encontramos las canciones que consagraron a Mecano en el número uno del pop nacional de finales de los 80, como Hijo de la Luna, Me cuesta tanto olvidarte o El 7 de septiembre, permitiéndoles vender hasta 25 millones de discos y asentarse en el imaginario colectivo de un país que, casi veinte años después de su último concierto, sigue recordándoles.

Esta es la historia del nuevo musical estrenado en Barcelona, una macroproducción de 60 artistas entre instrumentistas, cantantes, actores y bailarines, avalada por las cuatro temporadas representadas en la Gran Vía madrileña, una gira de un año y más de un millón y medio de espectadores que ya han disfrutado de las magníficas versiones de los temas de Mecano, arreglos realizados por José María y Nacho Cano, y cuyo libreto ha escrito David Serrano, conocido por Al otro lado de la cama y Días de fútbol. En Barcelona, el equipo será eminentemente catalán, y tan sólo se mantendrán tres protagonistas del reparto madrileño: Tania García, Marcos Rodríguez y David Carrillo. Aún así, las magníficas interpretaciones de los actores-cantantes hacen pensar que el trabajo previo al estreno ha sido suficiente para no echar de menos al elenco original.

El 8 de septiembre se inicia oficialmente la temporada en el Tívoli, y se le augura una temporada de éxito, a juzgar por las 40.000 entradas ya vendidas y por la entrega de un público que, aunque tímidamente, coreó los grandes éxitos de Mecano hasta el final de la obra, cuando el popurri final provocó que el público no pudiera seguir sentado ni un minuto más y se volcara cantando y bailando.


“Hoy no me puedo levantar"
se representará en el Teatro Tívoli desde el 8 de septiembre al 31 de octubre de 2009.

Dirección HNMPL: Fernanda Castillo
Música y letra: José María Cano y Nacho Cano
Libreto: David Serrano
Intérpretes: Diego Rodríguez, Tania García, Xavi Melero, Xavi Navarro, Paula Berenguer, Javier Ruíz, Manoli Nieto, David Carrillo, Marcos Rodríguez.

Horario: De martes a jueves a las 20.30 h; viernes, sábado y domingo a las 18.00 h y a las 22.30 h.
Precio: de 20 a 68 €

 

 

To Top