Publicidad

Crítica: Fugadas

Autor:

Fugadas

Fugadas, una evasión en clave de comedia de los sinsabores de la vida. Una obra sobre la amistad entre dos mujeres y su voluntad de seguir siendo ellas mismas.

El pasado 15 de septiembre el Teatre Romea estrenó Fugadas, una obra escrita por los actores y dramaturgos franceses Pierre Palmade y Christophe Duthuron y protagonizada por las actrices Maria Galiana y Berta Ojea. Fugadas es una pequeña fábula, una fábula sobre la vida y sobre las ganas de vivirla, un alegato a favor de la realización de nuestros sueños, tengamos éstos cuando los tengamos y como los tengamos.

Carmen y Marga
son dos mujeres desconocidas (entre ellas) que una noche deciden hacer lo mismo y hacerlo juntas: fugarse. Cada una tiene sus motivos. Carmen es una mujer mayor a la cual su hijo ha colocado en un asilo, como cualquier cosa sin valor, sin tener en cuenta su energía, su vitalidad y sus ganas de vivir. Marga es una desvivida ama de casa casada y con una hija, una familia que nunca la ha valorado como persona. Una vez que su hija ha cumplido la mayoría de edad Marga se ve capacitada y animada a abandonar su hogar y volver a sentir la vida. Todo comienza durante una noche y comienza mal. Berta y Marga se conocen en la cuneta de una carretera haciendo auto-stop, y después de un inicio poco acertado inician juntas una fuga de la vida y hacia la vida.

Fugadas esta organizada como un comic, a través de viñetas-escenas. La primera de ellas nos sitúa, como dije, en la carretera, en el momento en que Carmen y Marga se conocen. Poco a poco iremos avanzando en la acción y en las viñetas, viendo el progreso de la pequeña-gran aventura física y espiritual de las dos nuevas amigas. La desconfianza inicial entre las dos protagonistas irá desapareciendo cuando poco a poco se vayan conociendo mejor y vayan perdiendo el miedo a la vida, a vivirla de pleno, algo que nunca habían podido hacer.

Viñeta a viñeta conoceremos qué guía a nuestras dos heroínas, y qué crisis vitales han sufrido durante tanto tiempo. Así pues, Fugadas se convierte en una defensa vital, en la excusa para comunicarnos que nunca es tarde (y eso espero!!) para hacer en la vida aquello que queremos hacer y que la vida (y la sociedad en la que vivimos) y sus obligaciones no nos han permitido hacer.

Carmen y Marga (Maria y Berta) interpretan con una gran humanidad sus papeles, se sumergen en ellos como si los hubieran escrito para ellas. Una actuación que no puede otra cosa que emocionarnos y conmovernos, y hacernos recapacitar, aunque solo sea un poco, sobre sus vidas, y como no en las nuestras, el gran objetivo del teatro, la reflexión y la introspección personal, en este caso no a través de un gran y aristocrático texto escrito por una eminencia en el mundo de las letras, sino por una simple obra en clave de comedia (o puede que tragicomedia) escrita por dos jóvenes aunque consagrados dramaturgos, Pierre Palmade y Christophe Duthuron, y dirigida por Tamzin Townsend.

Por eso no nos hemos de esperar grandes frases pomposas y retóricas ni grandes interpretaciones basadas en algún distinguido estilo de caracterización, sino tan solo a dos mujeres que interpretan a dos personajes sencillos (podríamos ser usted o yo!!) a los cuales la vida no les ha vencido y creen todavía que pueden ganar, que pueden hacer sus deseos realidad, aunque aún no tengan muy claro cuáles son estos. Una apuesta en definitiva por la vida y la libertad, por el derecho a vivir nuestras vidas y materializar nuestros sueños y deseos.

Una apuesta que tendremos que esperar hasta el último minuto de representación para saber si se acaba en fracaso o en victoria, aunque, no me cabe la menor duda, de que será un gran éxito para todos aquellos que no pierdan la oportunidad de ir a verla.

“Fugadas” se representa en el Teatre Romea del 15 de septiembre al 10 de octubre de 2010.

Autores: Pierre Palmade y Christophe Duthuron
Versión: Yolanda García Serrano
Traducción: Fernando Ariño
Dirección: Tamzin Townsend
Intérpretes: María Galiana y Berta Ojea
Escenografía y vestuario: Rafael Garrigós
Iluminación: José Manuel Guerra
Audiovisual: Álvaro Luna y Bruno Praena
Diseño de sonido: Sonicine
Coproducción: Pentación Espectáculos y Focus

Horarios: De miércoles a viernes a las 21:00 horas; sábados a las 18:30 y a las 21:30 horas y domingos y festivos a las 18:30 horas.
Precio: Miércoles y jueves 23 €, viernes, sábado y domingo 29 €.

Duración del espectáculo: 1 hora y 30 minutos
Espectáculo en castellano.



To Top