Publicidad

Crítica: Entrevista amb un vampir que al final va resultar que potser no ho era tant, en el Versus Teatre.

Autor:



A finales de los años 70 la escritora Anne Rice publicó una novela titulada Entrevista con un vampiro, una crónica gótica que adquirió una gran popularidad gracias a la versión cinematográfica que hizo Hollywood, estrenada el año 1994. Sin embargo los relatos enfrentando a una periodista y un vampiro no han de ser necesariamente oscuros y tenebrosos, y demostrarlo es lo que pretende el Versus Teatre con su nuevo espectáculo: Entrevista amb un vampir, una historia que tiene un subtítulo –que al final va resultar que potser no ho era tant– suficientemente indicativo del carácter humorístico que ofrece esta obra de teatro.


La compañía Grappa Teatre se ha asociado con el triciclePaco Mir para realizar este montaje con el vampirismo como motivo principal; así, el pequeño escenario del Versus Teatre ha sido transformado en el plató donde se graba la emisión del programa Mysteryus, uno de esos espacios televisivos que tanto han triunfado en los últimos años, centrado en la investigación de los fenómenos paranormales. Al frente del programa está la famosa Maria Pau Palau, una presuntuosa periodista que, unos días antes, escandalizó a sus seguidores al publicar un artículo negando la existencia de los llamados vampiros, una opinión polémica que el invitado del programa –el señor Joan Taboada– intentará rebatir con un argumento contundente: él mismo es un vampiro y, como se encarga de dejar claro en su intervención, lo es por vanidad, convertido en un ser de estas características por el mismísimo Johann Sebastian Bach en el siglo XVIII.

De esta manera, y siguiendo la estructura de una típica entrevista televisiva, se suceden, uno tras otro, una serie de gags que nos permitirán conocer la vida de este excéntrico personaje, una criatura de la noche que comparte piso con una mujer-lobo, que puede leer los pensamientos de las personas, que tiene la capacidad de transformarse en murciélago (eso sí, sólo cuando él lo quiere) y que nos demostrará lo equivocados que estamos al pensar en los tópicos que rodean esta clásica figura de ultratumba, a pesar de las sospechas que sostiene la presentadora sobre si lo que explica este hombre es cierto o únicamente se trata de un farsante.

Entrevista amb un vampir... es un espectáculo sencillo, de pequeño formato, basado en la única novela publicada por la escritora noruega Josephine P. Hey en la década de los años treinta. Posiblemente el público espera asistir a una función en la que el humor negro sea omnipresente, pero no es así, ya que sus responsables se han decantado por un estilo más bien blanco, incluso un poco surrealista, que aprovecha la confrontación de dos caracteres diametralmente opuestos para provocar la risa del espectador: por un lado, la incrédula periodista que, con sus mordaces preguntas, intenta descubrir la verdad; por otro lado, el señor Taboada, un personaje pusilánime que, en todo momento, se siente atacado y humillado por la señora Palau, haciendo constantes intentos por abandonar el plató, pero regresando siempre a su silla. En este sentido, los permanentes equívocos y las diferentes situaciones planteadas en el espectáculo recuerdan los enfrentamientos payaso listo-payaso tonto que tantas veces nos han hecho reír con anterioridad, y que aquí lo volverán a hacer, concluyendo que, a menudo, ni el listo es tan espabilado ni el tonto es tan bobo.

Sobre un escenario prácticamente vacío (dos sillas y un panel galáctico), sin ningún tipo de artificio, sólo encontraremos dos actores, y por este motivo se hace imprescindible que exista una buena compenetración entre ellos, ya que el éxito de la representación depende exclusivamente de su trabajo, y, aquí, la complicidad entre ambos resulta evidente. Así, tanto Teresa Ros como Gilbert Bosch hacen una labor excepcional defendiendo sus personajes; Ros hace el trabajo oscuro al realizar las preguntas para intentar descubrir la verdadera identidad de su entrevistado, mientras que Bosch ejerce de simpático vampiro, un papel agradecido a quien el actor asigna una actitud insegura que se vuelve cómica cada vez que se siente ultrajado por la presentadora. Además Bosch saca mucho provecho a su capacidad gestual, un hecho en el que seguramente ha tenido mucho que ver la mano del director de la obra, Paco Mir, un maestro en este sentido.

En definitiva, si quieren conocer una de las figuras más terroríficas del cine y la literatura de los últimos tiempos pero desde un punto de vista más divertido y menos siniestro, Entrevista amb un vampir... es su obra, una magnífica ocasión para reír con la forma que tienen algunos de defender sus insólitas creencias, pensamientos que, aún hoy, conservan aquellas personas que no se pierden los programas sobre inexplicables fenómenos, similares al Mysteryus.

"Entrevista amb un vampir que al final va resultar que potser no ho era tant" se podrá ver en el Versus Teatre hasta el 6 de noviembre de 2011.

Autora: Josephine P. Hey
Adaptación: Paco Mir, Teresa Ros y Gilbert Bosch
Dirección: Paco Mir
Intérpretes: Teresa Ros, Gilbert Bosch
Espacio escénico: Paula Bosch
Vestuario: Anna Güell
Diseño de iluminación: Àlex Felip
Técnico de iluminación: Andriy Kravchyk
Técnico de sonido: Montse Lila
Diseño gráfico: Masato Takagaki
Asesor esotérico: David Bosch

Horarios: de jueves a sábado a las 21:00 horas; domingo a las 20:00 horas
Precio: 16 €
Idioma: catalán.
Duración: 1 hora y 15 minutos

To Top