Publicidad

Crítica: El lago de los cisnes


El pasado 22 de julio el Teatre Tivoli estrenó la pieza de ballet clásico El lago de los cisnes, interpretada por la Compañía de Ballet de Moscú, una nueva demostración de clasicismo y nivel artístico a la hora de llevar a los escenarios un espectáculo de danza.



Lo primero que le puede sorprender a uno, a estas alturas, es el casi atropello que han sufrido dos compañías de ballet clásico rusas a la hora de estrenar sus piezas en Barcelona. Si hace bien poco, el pasado 17 de junio, se estrenaban en el Teatre Condal El Cascanueces y El lago de los cisnes, puestos en escena por La compañía del Ballet Imperial Ruso, poco más de un mes después el Teatro Tivoli estrena un nuevo doblete de danza clásica, en este caso El lago de los cisnes y Giselle, esta vez materializado por la Compañía de Ballet de Moscú dirigida por Timur Fayzev. Una feliz coincidencia que seguro que habrá permitido al público barcelonés no solo disfrutar de varios grandes clásicos de la danza, sino poder comparar entre ellos la calidad no tan solo de los bailarines sino de sus respectivos espectáculos.

El pasado 22 de julio le tocó a El lago de los cisnes, la primera de las piezas presentadas en Barcelona por la compañía rusa fundada y dirigida por Timur Fayzev, obra que nos narra a través del baile y la danza la amorosa y sentimental historia del príncipe Sigfrido y su apasionado enamoramiento de la princesa-cisne Odette, hechizada por el maligno genio Rotbart.

Como no, la profesionalidad y el buen hacer de la compañía están presentes a lo largo de todo el espectáculo. Fayzev nos presenta una materialización ejemplar de un clásico de la danza, en el que la única pega fue, seguramente, el breve espacio disponible en el escenario. Aún así, la pieza esta construida en base a la calidad de los bailarines, que demuestran de nuevo el alto nivel de la danza clásica conseguido y mantenido en Rusia. A esto se suma también, y como era de esperar, el esplendor del vestuario y los arreglos de la obra, que hacen recordar no tan solo la brillantez y la magnanimidad de una corte europea “de las de antes”, sino también de la edad de oro de la danza clásica, una disciplina en pacífica rivalidad con toda una serie de vanguardias y visiones más conceptualizadas y contemporáneas del baile y del movimiento. Es justo también reconocer el esfuerzo creativo de la escenografía, que en base a un sistema de paños y cortinas consigue crear un ambiente ligero y voluble, que enmarca la realización del baile y la interpretación.

Pero todo ello no sería nada, sin el acompañamiento de los temas musicales compuestos por Chaikovski, uno de los grandes compositores más conocidos, oídos y representados de la historia de la música. Seguro que a muchos, como a mí mismo, tan solo el oír los esplendorosos temas musicales compuestos por el compositor ruso, ya es un reclamo más que válido para asistir a la representación de la obra. Si a esto se suma todo lo demás, poco es lo que puede faltar para disfrutar de una noche de espectáculo magnífica.

No es cuestión de desaprovechar, pues, una segunda oportunidad para disfrutar en las plateas barcelonesas de la danza clásica, y más sabiendo que el programa es doble, y que una vez acabadas las representaciones de El lago de los cisnes, la Compañía de Ballet de Moscú nos deleitará, de nuevo, sin duda alguna, con la puesta en escena y la representación de Giselle, que se llevará a cabo en el mismo Teatro Tívoli del 5 al 9 de agosto.

"El Lago de los cisnes" se representará del 22 de julio al 2 de agosto y "Giselle" del 5 al 9 de agosto de 2009 en el Teatro Tivoli.

Intérpretes: Anastasia Chumakova, Natalia Kungurtseva, Dmitry Smirnov, Anton Shalin, Alexey Mikheev, Anna Borovkova, Natalia Kiseleva, Kikolay Olyunin, Oxana Redyuk, Elena Lysenko, Alena Videnina. Alfiya Zavaleeva, Kseniya Postelnikova, Alfiya Zamaleeva, Bogdan Ivan, Svetlana Shikina, Natalia Kiseleva, Svetlana Suvorova.

Horario: De miércoles a viernes a las 21:00 horas; sábados a las 19:30 horas y domingos a las 19:00 horas.
Precio: de 24 a 34 €.

To Top