Publicidad

Crítica: El Cascanueces y el Lago de los cisnes

alt

El Teatre Condal programa dos ballets clásicos con música de Chaikovski interpretadas por la compañía del Ballet Imperial Ruso.


El Teatre Condal presenta en Barcelona dos de los ballets más clásicos y famosos basados en la obra de Chaikovski, El Cascanueces y El lago de los cisnes.

En ambos espectáculos de danza podemos gozar del clasicismo y del academicismo en la representación y en la puesta en escena de la compañía de ballet rusa. Como era de esperar, la realización perfecta de los bailarines transmite al espectador la magia de la música y de la danza, y le transporta, envuelto en una aureola de ensoñación, a los grandes teatros de Europa de los siglo XVIII y XIX.

El Cascanueces, está ambientado en una antigua ciudad alemana, donde la celebración de la Navidad en casa de la familia Stalbaum se convertirá en un viaje principesco al país de los sueños. En la representación intervienen, en diferentes momentos, niños escogidos para la ocasión de las diversas escuelas de danza de Barcelona, lo que hace que la obra se convierta en un espectáculo tierno y divertido. A su vez, todo el elenco de bailarines, con una sincronización perfecta en los bailes, una elegancia abrumadora en los movimientos y una gran dosis de teatralidad, hace que el espectáculo que estamos viendo se nos haga bello.

Por otra parte, El lago de los cisnes se convierte en un ejemplo de majestuosidad y de representación solemne, en la que presenciamos la lánguida y ceremonial vida de una corte real europea, en la que el joven príncipe, obligado a tomar una decisión vital de repercusiones políticas, se enamora de una princesa cisne hechizada. De nuevo el clasicismo y el tradicionalismo se materializan en la ejecución de la obra, elementos que quedan patentes tanto en la puesta en escena como en los movimientos y la actuación de los bailarines.

En definitiva, dos composiciones, dos cuentos y dos espectáculos que consiguen que el espectador salga del teatro con una amplia sonrisa dibujada en la cara.

La compañía del Ballet Imperial Ruso, de gran prestigio internacional, llega a Barcelona para representar El Cascanueces y El Lago de los Cisnes, después de haber obtenido un gran éxito en el Teatro Gran Vía de Madrid en el año 2005.

El "Cascanueces" se representó en el Teatre Condal de Barcelona del 17 al 21 de junio de 2009, mientras que "El lago de los cisnes" estará en cartelera hasta el próximo 5 de julio.

Música: Piotr Ilich Chaikovski
Dirección artística: Gediminas Tarandá
Dirección del ballet: Vitautas Tarandá
Bailarines: Vitautas Tarandá, Aliya Tanykpaeva, Nariman, Bekzhanov, Jan
Godovsky, Daria Chernysh, Igor Shesterikov, Anna Pashkova, Vladimir Sturov, Anna Gaidash, Mayumi Kaneko, Daria Chernysh, Konstantin Marikin, Mayumi Kaneko, María Sokolnikova, Jan Godovsky, Igor Shesterikov, Vera Borisenkova, Anna Pashkova, Anna Gaidash, Aliana Syayleva.


Horarios:
De martes a viernes a las 21:30 horas; sábados a las 18:30 y a las 22:00 y domingos y festivos a las 18:30.
Precio: de martes a jueves 27 €; de viernes a domingo y festivos 30 €.


To Top