Publicidad

Crítica: Educador social en Alaska

Autor:

educador_4

El pasado 27 de junio finalizaron en el Teatre Tantarantana las representaciones de la obra Educador social en Alaska, de Sera Sánchez  y dirigida por Núria Inglada y Rafa Sánchez, un largo recorrido por los parajes más inhóspitos de la existencia humana.

Nada más y nada menos que los casos más tragi-cómicos que ha de atender e intentar solucionar en su día a día un educador social cualquiera. Con el inicio de la representación nos introducimos en el despacho/oficina virtual por el que Quique, el educador social, nos hará de anfritión. Asistimos y participamos en la inauguración del espacio/blog a través del cual iremos conociendo cual es el trabajo al que se enfrenta Quique cada día, y sobre todo quienes son los usuarios a los que parece que más que atender se enfrenta.

A través de un constante despliegue de sentido del humor e ironía Quique nos presenta las situaciones que apabullan a cualquier trabajador del dignísimo cuerpo de educadores sociales. El periplo es arduo y duro, ya que las situaciones que nos plantean no son las más felices: un hijo que no quiere trabajar, alumnos que no asisten al colegio por no tener beca de comedor, madres apuradas que se desnudan por la calles para enseñar cicatrices o que preguntan por “lo suyo”, hijas conflictivas y enfadadas con la familia y con el mundo...

Todo un alarde de situaciones críticas y explosivas, aunque Educador social en Alaska las presenta y analiza a través de la comicidad y del humor. Con un escenario vacío pero lleno de cosas, lleno de cajas que hacen de sillas y personas, de megáfonos, de expedientes y de millares de entrevistas invisibles, la mejor de las herramientas de las que dispone un educador social para conocer y actuar en casos como los que nos muestra.

Rafa Sánchez es el único actor de Educador social en Alaska y también parte de su dirección, junto a Núria Inglada. Y se mueve como pez en el agua entre el montón de “cosas”, abalorios y cachivaches diversos que demarcan la escenografía. Con ellos y con un micrófono nos presenta e interpreta a todos los protagonistas de cada una de las historias que nos muestra de una forma mesurada y sobria, algo de esperar de un educador social, no??

La idea general de la obra está extraída de un blog http://educadorsocialenalaska.blogspot.com que ha proporcionado la materia prima a los hermanos Sánchez para crear su tercer espectáculo, después de El hombre que intentó cruzar el Titicaca y El candidato, y que ha ganado el Premi Retines 2008, del CEESC, Col·legi d’Educadors i Educadores Socials de Catalunya, un galardón que sin duda alguna garantiza la calidad y la veracidad del texto.

Sin embargo Educador social en Alaska desarrolla este tema, según el gusto muy personal del que escribe esta crítica, desde un punto de vista demasiado humorístico, una perspectiva que desgrana y desmaterializa el propio problema que analiza la obra, y que no es otro que la discriminación, a veces voluntaria, de una parte de la población que, viviendo en un rincón considerado como rico del planeta, sufre de la pobreza y de situaciones de exclusión social y vital. La obra nos acaba proporcionando, así, una visión cómica de unos problemas que no los son tanto.

No es esta última una valoración negativa de la obra, sino una consideración para aquellos a los que les pueda interesar el tema desde un punto profesional y analítico. Para todos los demás Educador social en Alaska es una oportunidad para conocer un poco más de cerca el mundo de los educadores sociales y la actividad anónima que llevan a cabo, muchas veces de forma invisible para los medios de comunicación, y para conocer un poco más la realidad múltiple y diversa de la población que habita las ciudades y los pueblos cerca, muy cerca de nosotros, pero a veces lejos, muy lejos de nuestra vista.

"Educador social en Alaska" se representó en el Teatre Tantarantana del 9 al 27 de junio de 2010.

Autor: Sera Sánchez
Dirección: Núria Inglada y Rafa Sánchez
Intérprete: Rafa Sánchez
Asesor trabajo textual: Ermer Morales
Escenografía: Rafa Sánchez y Fede Sánchez
Iluminación: Jaraba
Producción: Factoría Los Sánchez


To Top