Publicidad

Crítica: Delicades

Autor:

delicades_4

El pasado viernes 25 de junio aterrizó en el Teatre Poliorama Delicades, el nuevo espectáculo teatral de T de Teatre, una comedia costumbrista y familiar dirigida por Alfredo Sanzol.

Una comedia costumbrista y familiar constituida por una sucesión de escenas breves que nos habla de la familia, del pasado y de la memoria. Una obra de teatro que nos plantea un amasijo de situaciones en la que los recuerdos están muy presentes.

T de Teatre y Alfredo Sanzol han planteado la obra de una forma extrañamente delicada (de ahí seguramente su nombre). Y no es por que las situaciones que se presentan al público sean delicadas, sino por que su planteamiento escénico sí que lo es.

Los actores y las actrices van entrando y saliendo de un escenario vacío, aunque lleno de vivencias, lleno de vida. De él conseguirán extraer los episodios y las secuencias que componen la obra y que nos hablan del pasado, del pasado de una familia, de varias, de todas, de los antiguos hábitos de higiene, de las relaciones de pareja, de las relaciones de familia, del sexo, del arte, de la música, de la guerra, de las rosas, de la amistad...

Todo esto fluye hacia el escenario como traído por la memoria, por el recuerdo, y por lo tanto de forma insuficiente. De aquí las escenas fragmentarias, ya que la obra se organiza de la misma forma que el recuerdo, y este no viene a nosotros de un modo completo e íntegro sino de una forma parcial e imperfecta. Todo un lujo de delicadeza teatral.

Por su parte los actores interpretan también personajes-escena y entran y salen del escenario como si fueran camaleones. Entran siendo un personaje y salen siendo otro. Las interpretaciones son majestuosas, perfectamente cuadradas y fijadas en la obra que se está representando. Ningún desacorde, ningún desatino. De nuevo una obra coral en la que los momentos de interpretación colectiva y los intensos monólogos y dúo-logos se relevan unos a otros.

Tampoco están ausentes las escenas propias del humor ágil y destructivo de T de Teatre, entre ellas la hilarante escena de la muerte del perro o la del concierto de platillos. Unas concesiones hechas por la compañía para la compañía y para un público que seguro, segurísimo, las espera y las necesita.

Si el público se puede llegar a sorprender inicialmente por el escenario minimalista planteado para el desarrollo de esta obra y compuesto por las líneas mínimas de consistencia, esto es, el suelo en el que habitan los personajes y el cielo que respira por encima de ellos, el vacío que lo compone permite a los espectadores poner de su parte y fabricar todo aquellos detalles que le faltan, convirtiéndose así, seguro, en un espacio personalizado para cada uno de los asistentes que pueden hacer suyas, de esta forma, las historias que componen Delicades.

Una oportunidad para poder ver teatro en su más pura esencia, para disfrutar de las actuaciones y de las situaciones teatrales propuestas por Alfredo Sanzol y los componentes de la compañía T de Teatre, una oportunidad para recordar, para hacer memoria del pasado y de lo que ya no está aquí, aunque nos acompañe en nuestro día a día más mundano.

"Delicades" se representa en el Teatre Poliorama del 25 de junio al 1 de agosto, dentro de la programación del Grec Festival de Barcelona 2010.

Autor y director: Alfredo Sanzol
Traducción: Sergi Belbel
Intérpretes: Mamen Duch, Marta Pérez, Carme Pla, Albert Ribalta, Jordi Rico y Àgata Roca
Escenografía y vestuario: Alejandro Andújar
Iluminación: Albert Faura (A.A.I.)
Sonido: Roc Mateu

Horarios: Martes, miércoles y jueves a las 21:30; viernes a las 22:00 horas; sábados a las 19:00 y a las 22:00 horas y domingos a las 19:00 horas
Precio: de 19 a 27 €.

Duración del espectáculo:
1 hora y 30 minutos.



To Top