Publicidad

Crítica: Déjà Vu

Autor:

deja_vu

Asistir a un espectáculo de Luis Pardo es adentrarse en un mundo desconocido donde la magia, la maravilla y el ilusionismo toman las riendas de la situación con el único objetivo de hacer ver a los asistentes la realidad más irreal. Y es que Déjà Vu nos plantea un recorrido por alguno de los mejores números de ilusionismo y mentalismo de Pardo a través de los cuales el público experimenta toda una serie de sorpresas y conmociones que le hacen dudar de todo lo que está viendo a través de sus ojos pero que la razón y el sentido común le indican que no es y no puede ser real.

Pardo descifra las mentes de los espectadores como si fueran un libro abierto. Puede ver sus pensamientos, saber lo que materializan en ellos, intentar acertar que número de lotería ganará en el sorteo del día posterior, zafarse de una camisa de fuerza al estilo Houdini, enfrentarse al objetivo de una pistola cargada, hacer vudú con alguno/a de los/as asistentes, hacer desaparecer el pulso de una persona en el escenario y muchas otras cosas más.

Cuando uno está en el patio de butacas del teatro no puede hacer más que dejarse vencer por las apariencias (quiero insistir, en las apariencias) y por la genialidad de un Pardo, que como él mismo ha dicho en diversas ocasiones, más que magia y poder oculto controla y domina las técnicas de mentalismo y es un gran observador de las personas y sobre todo de sus reacciones. Es asombroso observar como en base a esta pericia Pardo puede llegar a saber hasta el número que pasa por la cabeza de un espectador escogido al azar.

En esta ocasión Pardo se hace acompañar por un escenario apáticamente irreal en el que una serie de maniquíes y atrezzo diverso componen una atmosfera paranormal, muy acorde con lo que pasa allí durante todo el espectáculo. La actuación, además, está acompañada con diversos audiovisuales que dan al espectáculo un tamiz más paranormal y misterioso, perfecto para ambientar los geniales números de Luis Pardo.

Aviso:
Lo que pueden ver encima del escenario en un espectáculo de Luis Pardo les hará dudar, objetar, intentar descifrar el cómo ha podido pasar lo que sus sentidos les informa que acaba de pasar. Tendrán que escoger entre lo que su sentido común les dice que es real y lo que Pardo les muestra como posible. Será un debate intenso, despiadado, constante en la que se impondrá una de las dos “verdades”.

Lo que si es seguro que pasará es que el público, creyente o no creyente, disfrutará con la actuación de Pardo y con la “magia” que surge de sus manos ya sea esta real o un simple y genial artificio.

“Déjà Vu” se representa en el Teatre Club Capitol del el 17 de junio al 1 de agosto de 2010. ESPECTÁCULO PRORROGADO HASTA EL PRÓXIMO DOMINGO 8 DE AGOSTO.

Creación: Luis Pardo
Intérprete: Luis Pardo
Producción: Zoopa
Dirección creativa: Juanjo Sánchez

Horarios:
De miércoles a sábado a las 22:00 horas y domingo a las 20:00 horas.
Precios: 21 €


To Top