Publicidad

Crítica: 12 homes sense pietat

Autor:

12_homes_sense_pietat_3

El pasado 7 de abril el Teatre del Raval estrenó 12 homes sense pietat de Reginald Rose, una versión de la gran obra de teatro que desentraña el funcionamiento de un jurado popular americano durante un juicio que puede llevar a la pena de muerte del acusado.

Estrenada, sí, el 7 de abril y prorrogada ya en dos ocasiones. Y la causa no es otra que la gran calidad no tan solo del texto teatral sino de las interpretaciones y, como no, del esfuerzo de adaptación de la obra en sus más mínimos detalles. Àngel Amazares, Jordi Villoro, Manuel Solàs, Xavier Tor, Enric Cusí, Enric Cervera, Francesc Isern, Joan Berlanga, Jaume Borràs, Eduard Gibert, Francesc Ollé y José Barón interpretan a los doce miembros del jurado que se reúnen, tras la conclusión de un juicio sobre asesinato, para emitir una sentencia, teniendo en cuenta todo aquello que han visto y oído durante el mismo.

La obra de teatro comienza con la exhortación del juez para que el jurado emita un veredicto (unánime) y les conmina a que lo hagan de una forma razonable y sin ningún tipo de duda, ya que la sentencia puede comportar la pena de muerte al acusado. Es así, que vemos entrar, uno a uno, a los miembros de jurado en la sala de deliberación, donde se iniciará un crudo y descarnado debate.

El brillante argumento de Reginald Rose se ve arropado en esta versión dirigida por Empar López, por el no menos brillante elenco de actores, que en su número de 12 (como no podría ser de otra forma) dan vida a un texto que analiza tanto el sistema judicial americano (jurado popular) como los prejuicios amasados en el interior de los miembros que lo forman. En el debate que arranca en la sala de deliberación y que se inicia con las “posibles” dudas reconocidas por parte de uno de sus componentes, se harán presentes los juicios, los prejuicios y las ideas y pensamientos más oscuros y emocionales que guían el razonamiento de los miembros de jurado: la pérdida de la relación entre padres e hijos, la discriminación social y económica en una gran ciudad, el pasotismo, el poco valor dado a la vida de un presunto delincuente, el dejarse llevar por las opiniones fáciles de los demás...

La adaptación llevada a cabo por Empar López tiene en cuenta todos y cada uno de los detalles existentes en el original (hasta la máquina dispensadora de agua y el estrujamiento de los vasos antes de lanzarlos a la papelera), lo que permite al espectador hacer un viaje al pasado, más concretamente al pasado de los EE.UU., a mediados de los años 50 del siglo XX, y participar de las disquisiciones de los miembros de un jurado que debaten sobre la vida y la muerte del presunto culpable, haciendo, así, suya una discusión que, actual ahora, versa sobre el propio sistema “democrático” implantado en Occidente, y que en su vertiente judicial y en casos complejos y proclives al prejuicio, como podrían ser el caso Millet, las tramas pretoria o Gürtel, o, y de forma más vívida y emocional, la constitucionalidad del estatuto catalán, causa desafección y frialdad hacia un sistema político, que poco a poco, mina la confianza de la población en el mismo.

No puedo acabar esta reseña sin hacer una enfática mención hacia el elenco de actores que interpreta 12 homes sense pietat. 12 hombres, doce actores, que hacen suyo un texto brillante de una forma magnífica, una actuación coral en la que, en vez de destacar uno o dos actores, destacan todos, con la misma fuerza y la misma convicción, facilitando, de esta forma, que el público entre en la trama, debata, y de su opinión sobre un caso al que, sin duda alguna, se le ha invitado a participar.

Todo un “gustazo teatral” que nos permite constatar lo actual que pueden ser algunos clásicos y lo costosamente fácil que puede resultar llevar al escenario una gran obra que habla del hombre, del culpable, del juez, de los prejuicios, de los juicios y de los verdugos.

“12 homes sense pietat” se representa en el Teatre del Raval hasta el 20 de junio de 2010.

Autor: Reginald Rose
Dirección: Empar López
Intérpretes: Àngel Amazares, Jordi Villoro, Manuel Solàs, Xavier Tor, Enric Cusí, Enric Cervera, Francesc Isern, Joan Berlanga, Jaume Borràs, Eduard Gibert, Francesc Ollé y José Barón
Escenografía: Elvira Brunat
Vestuario: Carmen Blaya
Diseño de luces: Roger Blasco
Sonido: Roger Blasco
Adaptación y composición musical: Isaac Hachuel

Horarios: Jueves, viernes y sábados a las 22:00 horas y domingos a las 20:00 horas.
Precio: de 16 a 18 €.


To Top