Publicidad

Low Cost 2013, detalles de su próxima edición

Autor: | @bohemian_corner

La temporada festivalera nacional comenzó en Murcia allá por el mes de mayo con el cada vez más reputado SOS4.8, dejándonos a todos un notable sabor de boca. El segundo plato sonoro en la zona levantina viene de la mano de Low Cost Festival, que en su quinto aniversario quiere afianzarse como una de las opciones más económicas de la escena patria, sin perder por ello un ápice de personalidad y calidad en su cartel.

Tres días (26, 27 y 28 de julio) de una macedonia de indie para todos los públicos. Quizás uno de los éxitos del festival sea este, ya que abarca desde propuestas mainstream hasta conciertos íntimos, sin olvidar la electrónica cuando el amanecer empieza a asomar por el cielo de Benidorm.

Sólo por la acertada programación de artistas, como ocurre el viernes, merecería la pena acercarse a este evento: los irlandeses de Two Door Cinema Club confirmaron en Sónar que están “on fire”, atraviesan un momento muy dulce y encima revientan pistas siendo fieles a su sonido. Por su parte, Veronica Falls demuestran una inusitada sutileza en cada acorde que emiten. Pop cadente pero luminoso, dinámico pero cercano, directo y emocionante.

Si entrante y primer plato prometen, segundo plato y postre están a la altura de las circunstancias, esta vez con sabor a rock sin complejos de la mano de los neoyorkinos !!! (chk chk chk) y Delorentos. Por si faltaba algo a este menú del día, la guinda la ponen los venerados Lori Meyers. No soy un gran devoto de ellos pero reconozco que atraen a mucha gente y que en sus directos siempre están a la altura de lo que ellos se espera. El miembro de la organización que diseñó el cartel del viernes es un “masterchef” sin duda.

Ver a Portishead a poco más de una hora de casa es una suerte por muchos años que pasen. Son los reyes magos del trip hop. Marcaron a una generación entera con sus contundentes y oscuras bases y con la desgarradora voz de Beth Gibbons. Muchos no hemos tenido la oportunidad de degustarlos en directo y es una gran oportunidad de poner una equis más a esa interminable lista de cosas pendientes por hacer. Belle and Sebastian son simplemente maravillosos. Traen desde Escocia kilos de sensibilidad, suaves melodías y pop lírico hasta la emoción. De las actuaciones que con más expectación espero.
Además, la electrónica reaparece el sábado con Crystal Castles y Digitalism, estos últimos en formato dj set. Ambos se engloban dentro de la exitosa corriente de electro-pop, etéreas melodías y acertada contundencia. Prefiero otros estilos dentro de el infinito mundo electrónico. No obstante,  la selección de estos grupos concuerda bastante con la línea musical del festival .

Delafé y las Flores Azules y Dorian serán dos conciertos que sus acólitos esperarán con ansias. El pop nacional sigue contando con gran número de fieles seguidores por muchas estrellas internacionales que acudan a un festival. Glasvegas es la formación más esperada para la jornada del domingo. Sin duda es una gran banda, con un sonido muy peculiar marcado por el rock y la melancolía, aunque en numerosas ocasiones finalizando con cantos de esperanza. Tras el espantoso ridículo que aconteció en el Día de la Música de 2011, con la considerable borrachera de su cantante, cada concierto es una oportunidad para solventar tal bochornosa actuación.  Todos podemos cometer errores, pero cuando eres una importante banda, tienes que reafirmarte en cada live y no dejar ningún tipo de dudas al personal.

De Love of Lesbian y Fangoria poco puedo decir que no sepamos. Ambos han aparecido recientemente en televisión, unos anunciando una cerveza mientras muestran al mundo que las mujeres más atractivas del país vendrían a nuestra fiesta y bailarían/ligarían con indies de medio pelo como nosotros -ja- ; otros, llevando a la MTV el disparatado día a día de Vaquerizo y sus reflexiones cotidianas.

Me atraen mucho más propuestas como las de Grises o L.A, quienes en SOS 4.8 realizaron uno de los conciertos más especiales y completos que recuerdo.

Por lo tanto, un Low Cost variado, con pareja representación nacional y extranjera, con música electrónica de dudoso gusto pero indudable efectividad, y con un precio actual de poco más de 65 euros para 3 días de incesante baile. ¿Alguien da más?

 

 

To Top