Love, 3ª temporada – ¿Vivieron felices?

En su tercera temporada, la serie creada por Judd Apatow, Lesley Arfin y Paul Rust sigue explorando -en clave de comedia romántica indie- las relaciones de pareja. Para ello se vale de situaciones cotidianas con las que cualquiera puede sentirse identificado. La primera temporada de Love era un amplio preámbulo sobre cómo se conocían los protagonistas, Mickey (Gilliam Jacobs) y Gus (Paul Rust); la segunda se refería a los primeros compases de su relación y a los problemas del personaje de ella; y finalmente, aquí estamos ante una pareja consolidada, además de descubrir nuevos aspectos de la personalidad de él.

El primer episodio, Palm Springs Getaway, muestra una de las costumbres más detestables, la de esas parejas que comparten ocio/cena/fin de semana/vacaciones con otras parejas. Normalmente esto se debe a que una de las parejas implicadas, en realidad, no funciona, y necesita enmascarar sus miserias en la compañía de otros. Aquí los insoportables son Bertie (Claudia O’Doherty) y Randy (Mike Mitchell), personajes muy curiosos por la mezcla de ternura y repulsión que despiertan. El episodio tiene la clásica estructura de viaje-desastre-todo va mal, con algunos apuntes cómicos sobre lo incómodo que es compartir la intimidad. 7/10

Winners and Losers explora una idea más original, la de lo que ocurre en la pareja cuando a uno de sus miembros -Mickey- le va bien en su profesión, mientras a su media naranja -Gus- todo le sale mal. Es fácil sentirse identificado con las humillaciones que sufre Gus, obligado a trabajar con compañeros bordes y poco inteligentes. Por otro lado, resulta un cambio refrescante ver a Mickey alejarse de sus traumas. 6/10

Arya and Greg reincide en la visión ácida de la serie sobre el show business, las miserias de la fama, el lado oscuro de las celebrities, y de paso, habla del amor en la época millennial, con su dependencia de instagram y otras redes sociales. 6/10

I´m Sick es el primer capítulo que se centra realmente en Mickey y Gus. Habla de algo tan cotidiano como lo que está en juego cuando el ser amado se pone malo, verdadera prueba de fuego para cualquier relación. La responsabilidad de cuidar al otro, la culpa del enfermo que debe ser atendido, la sensación de que no nos agradecen debidamente nuestro esfuerzo. Eso, algo de vómito, la constatación de que el Gatorade azul es el de peor sabor y la extraña idea de irse de juerga con el actor que hacía de Michael Myers en Halloween. ¿Por qué? 8/10

Bertie´s Birthday es el mejor episodio de la temporada, verdaderamente romántico, fresco y divertido. Bertie, australiana más sola que la una en Los Ángeles, se ve obligada a celebrar su cumpleaños con Chris (Chris Witaske), auténtico loser de buen corazón. Hay sorpresas y la transformación del pesado de Randy en una figura trágica. Lo que le hace todavía más interesante (y patético). 10/10

Directing pisa suelo peligroso al plantear que Gus ha decidido perseguir su sueño de hacer una película, pero en plan amateur y con sus amigos. Por suerte, el argumento no deriva en algo como The Disaster Artist, sino que habla de lo que somos capaces de hacer por los amigos. Pensándolo bien, la película de James Franco también habla de eso. En esa misma temática se mueve la otra trama, creo que más interesante, en la que Mickey intenta demostrar a una pareja amiga –Shaun (Chantal Claret) y Brian (Mark Oliver Everett de Eels)- que ha cambiado y que ha superado sus adicciones y su personalidad autodestructiva. 7/10

Sarah from College propone otra prueba de fuego típica para una pareja: ir juntos a una boda, el evento social más comprometido y vergonzoso de nuestra cultura occidental, al incluir reencuentros, conflictos familiares, discursos de amor cursis, tensión sexual, baile desenfrenado y mucho alcohol. El argumento se centra en el encuentro de Gus con una ex -Vanessa Bayer, ex de SNL- que nos habla de manera profunda sobre la cultura del éxito y propone que nuestras parejas anteriores, en realidad, siempre seguirán formando parte de nuestra vida. El final es estremecedor. 9/10

Stunt Show se ocupa de personajes secundarios, retomando el tema Bertie-Chris. Este último protagoniza un momento bastante alucinante: la recreación en un parque de atracciones de una secuencia de acción de Water World (1995). Frikismo absoluto: Chris recuerda momentos del film que sus compañeros especialistas, ni siquiera han visto. Una segunda trama se ocupa del doctor Greg (Brett Gelman) personaje absolutamente límite que sigue su caída al abismo. 6/10

You´re My Gran Torino recupera uno de los elementos más divertidos de esta serie: la banda de Gus -y amigos- que escribe canciones para películas que no tienen un tema principal. Aquí les vemos en su primer concierto. 7/10

The Cruikshanks es dolorosamente real. Todos sabemos lo complicado que es presentar a una pareja a nuestra familia, introducirla en nuestra miserias, excentricidades y vergüenzas. El argumento se extiende al siguiente capítulo, Anniversary Party, que muestra la violenta situación de una bronca de pareja con los parientes como incómodos testigos. Datos desconocidos, sobre Gus, salen a la luz, lo que le da una dimensión completamente nueva al personaje. 8/10

Finalmente, Catalina, es el último episodio que veremos nunca de Love. No puedo revelar demasiado del argumento para no destripar el desenlace de la serie, pero sí planteo dos preguntas ¿Cuál es el final del amor? ¿Por qué debe la serie acabar aquí su andadura? Yo me he quedado con ganas de más. 8/10

https://youtu.be/HpiAVK_T_aU