Publicidad

Esta canción me recuerda a mí, Joe Pernice (Blackie Books, 2017)

Autor: | @Bloodbuzzedtwit

Uno ama demasiado la música de los Pernice Brothers como para que se le pasase por alto la aparición en nuestro país de Esta canción me recuerda a mí, la que es, hasta la fecha, la única novela de Joe Pernice, que nos llega de la mano de Blackie Books y que, además, viene acompañada de banda sonora con versiones «marca de la casa» —es decir, excelentes, con joyitas como las apropiaciones del I go to pieces de Del Shannon o la celestial Tell me when it’s over de los Dream Syndicate— del músico de Holbrook, Massachusetts.

Publicado originalmente en 2009, Esta canción me recuerda a mí —su título en inglés es It feels so good when I stop, el mismo que el disco que le acompaña— es un libro mucho menos «musical» de lo que su publicidad hacía prever. Aunque, en realidad, eso es algo que podríamos discutir hasta la saciedad porque ¿cuántas canciones hablan de corazones rotos, oportunidades perdidas y demonios internos? De eso va esta novela, que uno sospecha tiene bastante que ver con el pasado del propio Pernice.

Nuestro jovencísimo —apenas veinte años— y anónimo protagonista —nunca un detalle menor—, un músico sin demasiado recorrido, ha decidido escapar de todo. De su ridículamente efímero matrimonio con Jocelyn. De las decisiones que demanda la vida adulta. Del peso del futuro. Se refugia en la casa del inminente ex marido de su hermana en la costa de Cape Cod, sin ningún plan excepto dedicarse a fumar, beber cerveza y regodearse en sus miserias, principalmente su relación fracasada. Vamos, un slacker de manual, cuya peculiar existencia de Peter Pan convertido en ermitaño por decisión propia, se verá sacudida por su sobrino de dos años Roy, al que tendrá que cuidar, sus ocasionales paseos en la bicicleta que usaba de pequeño y la aparición de una vecina cuyo pasado deja a la «altura del betún» su propio victimismo.

Armado con una prosa franca, cercana y ágil, que rápidamente conecta con el lector, Pernice estructura su novela a base de intercalar los flashbacks dedicados a rememorar los diferentes momentos de la relación sentimental fracasada de su personaje central con Jocelyn y las situaciones en ese presente narrativo en el que nuestro ¿héroe? debería decantarse por tomar algún camino. Pero el dinamismo de Esta canción me recuerda a mí no puede ocultar, al menos a mi juicio, la oscuridad que domina a una obra que se niega —a veces, de forma excesivamente obstinada— a ofrecer alguna salida al lector.

Mucho más cercana a Canciones de amor a quemarropa de Nickolas Butler —versión agriada— que a Alta fidelidad de Nick Hornby, Pernice plantea no pocas disyuntivas y contradicciones alrededor de su protagonista. Sin embargo, uno diría que el escritor-músico de Massachusetts no está realmente interesado en ellas, sino tan sólo en el proceso de crearlas, sumergiéndose por el camino en algún que otro «tic hipster» bastante gratuito. Porque su personaje principal no evoluciona un ápice —la excepción sería el vínculo con su sobrino—y esa parálisis, que enfocada de otra forma bien podría ser la descripción real de una naturaleza enfermiza, emponzoña decisivamente el volumen a medida que este avanza. De este modo, una vez que cruzamos el ecuador del libro, cada fragmento dedicado a rememorar por enésima vez «el asunto Jocelyn» resulta algo exasperante. Lo entendemos Joe, era una relación malsana, tremendamente disfuncional. De hecho, cuesta creer que no fuera ella quien abandonase a semejante pelmazo…

Afortunadamente, aunque Esta canción me recuerda mi esté bastante lejos de ser una obra redonda, si hay numerosos elementos a destacar. Posee secundarios relevantes, como la misteriosa Marie, el pronto ex cuñado James, socarrón y, sin embargo, noble y lúcido, e incluso el pequeño Roy, que levantan la narración con sus intervenciones. Y alberga un buen puñado de pasajes memorables, la mayoría a cuenta del pop —incluyendo la primera referencia que servidor recuerde a mis admirados Chills en una novela—. Como ese demoledor casete de Todd Rundgren, el crucial concierto de Peter Frampton, o que el mismísimo Lou Barlow de los indispensables Dinosaur Jr —también Sebadoh— sea también un personaje literario. En definitiva, si fuera parte de la lustrosa carrera de Joe Pernice, Esta canción me recuerda a mí no se encontraría entre lo mejor de su discografía, pero aún y así, reúne varios temas que merece la pena descubrir.

To Top