Publicidad

La piratería a examen. Resultado: imposible cuantificar.

descargas

Se ha publicado en la prensa estos días la noticia de que el Gobierno estadounidense se ha metido de lleno en dilucidar de una vez por todas cual es el verdadero impacto económico que tiene la piratería audiovisual. El resultado es que le resulta imposible estudiar su impacto. Así de claro. Además duda de que los datos que maneja la industria cultural sea la correcta por lo que esos miles y miles de millones en pérdidas que se van cacareando habrá que ponerlos en cuarentena hasta que se pueda dilucidar si son reales o no, cosa que por lo que parece no es fáci
descargas

Se ha publicado en la prensa estos días la noticia de que el Gobierno estadounidense se ha metido de lleno en dilucidar de una vez por todas cual es el verdadero impacto económico que tiene la piratería audiovisual. El resultado es que le resulta imposible estudiar su impacto. Así de claro. Además duda de que los datos que maneja la industria cultural sea la correcta por lo que esos miles y miles de millones en pérdidas que se van cacareando habrá que ponerlos en cuarentena hasta que se pueda dilucidar si son reales o no, cosa que por lo que parece no es fácil.


Errores como los de la MPPA (que adminitía un 44% de pérdidas en los estudios de cine cuando luego resultó, por error, que en realidad era un 15%), o los de FBI (que cifró en un estudio pérdidas entre los 146 y 183 mil millones de euros en el 2002 cuando a día de hoy el mismo FBI desconoce de donde salió esa cifra ni la metodología que se utilizó), hacen dudar de la veracidad de las cifras y, por lo que por lo menos en este aspecto, el FBI y otras instituciones que han intentado dar cifras han quedado bastante desacreditadas.

Después de todo, igual ese impacto no es tan tremendo como se dice. Sí, seguramente no se venden tantos discos como antes, ni películas, pero hasta que no tengamos una cifra realmente fiable de ese impacto, yo de vosotros no me creería ni la mitad de lo que se dice. El objetivo es terminar de raíz con la piratería, y ya se sabe aquello de que quien no llora no mama.

Fuente: 20 minutos
To Top