Publicidad

La letra pequeña del Primavera Sound 2013

Autor:  | Google+ | @curtillo

Merchandise-Band

Ayer se presentaba el impresionante cartel del Primavera Sound 2013 con un buen motón de bandas de primer nombre. Artistas que todos conocemos sobradamente como Nick Cave, Blur o Dinosaur Jr. o héroes de los últimos años como Tame Impala, Deerhunter o Phoenix, que junto con algún regreso inesperado (The Postal Service) y algunos de los debutantes más ilustres del año pasado (Jessie Ware o Diiv) forman un cartel de infarto. Pero, ¿qué hay de esos grupos o artistas pequeños que están empezando a sonar en todos los lados? El Primavera Sound siempre se ha preocupado por este tipo de bandas, y este año no iba a ser menos, ya que hay unas cuantas. En indienauta hemos seleccionado cinco que están a punto de despegar o que ya tuvieron un algo de proyección el año pasado, pero por alguna extraña razón no han dado el salto hacia ligas mayores. Por si no tienes suficiente con el resto.


Foxygen:

Empezamos con este dúo de California formado por Jonathan Rado y Sam France. Estos dos jovenzuelos obsesionados con Brian Jonestown Massacre sacaron el año pasado un largo Ep que recibió muy buenas críticas, pero no ha sido hasta este año que han pegado el pelotazo. Todo gracias a “We Are the 21st Century Ambassadors of Peace & Magic”, su impresionante segundo trabajo (contando el Ep) donde fusionan el pop, la psicodelia y el indie-rock de una forma envidiable. Además, ya cuentan con pegadizo hit llamado San Francisco. Imposible resistirse a su estribillo. “I left my love in San Francisco, That's okay, I was bored anyway. I left my love in the room, That's okay, I was born in L.A”

Guards:

Si tienes la oportunidad de ir el miércoles, no puedes perderte a Guards. Esta banda (también de California), está formada por dos chicos -uno de ellos es el hermanísimo de Madeline Follin, la cantante de Cults- y una chica, a los que les va demasiado un buen estribillo. Debutan este año con “In Guards We Trust”, un trabajo lleno de pop y rock con tintes de los sesenta y setenta, al que le han metido una buena de dosis de épica. El disco contiene una gran cantidad de temazos con los que berrear un buen rato, pero Silver Lining es el que se lleva la palma. La canción de pop perfecta.

 

Daughn Gibson:

La historia de Daugh Gibson es bastante curiosa, ya que ha pasado de camionero a sacar un extraño disco en el que fusiona el country con el dubstep y el pop con el rollo crooner. Con la tontería, ha dejado media crítica pasmada con esta original batiburrillo de estilos, y se ha ganado un puesto entre las nuevas promesas de la música americana. En sus canciones puedes notar influencias de Johnny Cash, Roy Orbison, The Magnetic Fields o James Blake sin que ninguna de ellas chirríe o desentonen, todo lo contrario, sorprenden por su originalidad. “All Hell” es un disco que crece y crece con las escuchas y en cuanto menos te lo esperas, te encuentras tarareando la excepcional In The Beginning o Tiffany Lou. Además, su voz de hombretón, y su tendencia a ensañar su pecho peludo, hacen que más de una (y uno), babeen ante la posibilidad de verlo encima de un escenario.

Merchandise (en la foto):

¿Una banda de Florida haciendo pop oscuro? Pues sí. Aunque parezca mentira, en el soleado estado norteamericano también saben cómo emplear las buenas enseñanzas de las oscuras bandas de Manchester y hacer algún que otro himno dark. Además, le dan un toque punk a su música y también podemos encontrar influencias de Fugazi o Black Flag. Tienen un álbum llamado “Children of Desire”, que salió el verano pasado, y paso algo inadvertido, pero están empezando a hacer ruido con su tema Anxiety’s Door, que estará incluido en “Totale Nite”, el Ep que sacaran en breve. Desde luego, estos siete minutos de duras guitarras y metálicas baterías, son autentica pasada. Los fans de The Jesus & Mary Chain no pueden perdérselos. 

Melody’s Echo Chamber:

Acabamos con el proyecto paralelo de Kevin Parker, el líder absoluto de Tame Impala. Aquí comparte protagonismo con la parisina Melody Prochet, la cual le conquisto cuando hizo de telonera en 2010 del grupo australiano con su banda My Bee’s Garden. Debutaron el año pasado con un disco en el que dejaban ver su afición al dream-pop y la psicodelia más electrónica. Quizá, sus influencias más evidentes son Stereolab y Broadcast, pero también podemos encontrar un toque pop en temas como Some Time Alone. Eso sí, lo mejor está en I Follow You y Crystallized, las dos gemas que mejor te pueden llevar a su mundo.  

 

 

 

 

 

To Top