Publicidad

Entrevista: Triángulo Amor Bizarro


Triángulo de Amor Bizarro
fueron sin duda uno de los grupos debutantes en formato largo que más parabienes se llevó en el pasado 2007. Su primera incursión en la música desde el sello madrileño Mushroom Pilow ha significado un punto de partida inmejorable para los gallegos, con críticas favorables por doquier y conciertos contundentes que han despertado la admiración del público asistente.

 


Triángulo de Amor Bizarro participaron en la fiesta de aniversario de la web de Pin&Pon djs el pasado mes de mayo del 2007 y aprovechamos la ocasión días antes de ese concierto para entrevistar a Rodrigo, uno de sus miembros, vía telefónica.

Nota: Al final de la entrevista podéis escuchar la entrevista en formato sonoro dándole al play del reproductor habilitado.

¿Para quien no conozca a Triángulo de amor bizarro, cómo le explicarías quienes sois y la música que hacéis?

Hacemos pop-rock, pero lo hacemos a nuestra manera que quizás sea un poco más bestia de lo habitual y carnosa, más que fijarnos en los grupos de pop-rock. Es la única forma como sabemos hacerlo.

 

Parece que estáis en pie de guerra contra el indie, al menos lo que representa el indie en los últimos años. Defínenos ese indie que aborrecéis y el indie que os gusta o que os gustaría que fuera...

Lo que realmente yo creo es que muchos grupos se apropiaron de la etiqueta indie pero están haciendo otras cosas. En España hay muchos buenos grupos, pero a la mayoría no se les hace caso, y en cambio se les hace quizás más a otros que simplemente se dedican a copiar.

Y esos apelativos como el de que sois lo más subversivo en la música nacional de los últimos años ¿cómo los digerís?


Con ligereza (risas), seguimos desde hace mucho tiempo la prensa nacional pues somos muy aficionados y sabemos como es el mundillo. Se dicen cosas de todo tipo y de todo tipo de grupos, no hay darle más importancia que lo anecdótico.


¿Hasta que punto vuestra participación en el Proyecto Demo fue todo un revulsivo a vuestra carrera? En este momento ¿cómo recordáis vuestra etapa maquetera?


Pues el principal cambio está en que ahora tenemos a gente que nos hace cosas que antes hacíamos nosotros y que tenemos muchos más conciertos. No vemos luego muchas más diferencias entre lo que podría ser editar o autoeditar. Y sobre el Proyecto Demo quizás tampoco hemos visto una gran repercusión.


Y desde aquellas maquetas hasta este LP debut ¿cuál ha sido la progresión?


Con el disco nos hemos acercado más a lo que queremos hacer. El disco está grabado más en directo, las maquetas eran mucho más probar los medios técnicos de los que disponíamos. Estamos progresando mucho con los directos, pues antes tocábamos de vez en cuando, y ahora nos damos cuenta de la capacidad que tenemos y vamos acotando.


Lo de pillar el nombre de un tema de New Order, ¿es por que sois fans del grupo, por que os gustaba la canción en concreto o simplemente porque os gustó ese nombre sin más?


Seguimos siendo muy fans de los primeros discos de New Order, que fueron el grupo de pop más grande los 80, pues ahora mismo son más hooligans que otra cosa, y el nombre del grupo fue muy cogido al azar, uno entre tantos. No hay ningún tipo de juego de palabras entre el nombre y nosotros.

Le dais mucha importancia a las letras y no os andáis con demasiados rodeos ¿no?


Si, por lo menos en este disco, en un futuro no sabemos lo que haremos, pero en este buscábamos eso. Muchas frases son para tomarlas tal y como son.


Tampoco dais demasiados rodeos al tiempo de duración de las canciones, pues son poco más de media hora de canciones en total. La gente de Linn Youki Project nos comentaba que les gustaba hacer temas cortos porque ser demasiados largos o alargar los temas puede llegar a aburrir al oyente. ¿Pensáis lo mismo?

Sí. Es más, a la hora de componer siempre salen más largas y lo que hacemos es luego ir quitando compases y reducirlas a lo mínimo en su estructura y a las mínimas notas, para reducir la canción. Si lo que queremos decir no lo hacemos en dos minutos y medio, tampoco lo haremos en diez minutos.


En el terreno colaboraciones, a destacar el trabajo de Joaquín Pascual y de Carlos Hernández. ¿Cuál ha sido su papel?


Sobre Joaquín, nosotros siempre hemos sido muy fans de Mercromina, Surfin’ Bichos y ahora de Travolta. El tocó un teclado y fue un orgullo que nos escuchase y más aún que colaborase. Y Carlos es muy amigo, y ya no sólo está metido como productor sino también toca en ocasiones y es participe de las decisiones del grupo.

Imagino que estaréis contentos con la aceptación de la crítica de este trabajo, pero, ¿qué tal el público hasta este momento? ¿Es esperada la respuesta a tenor de los elogios de la prensa? Es decir, ¿tener mejor crítica quiere decir vender más?


Es muy relativo y misterioso los caminos del mercado, pero a nivel de conciertos nos estamos llevando muchas sorpresas, con llenos y una aceptación positiva y entusiasta. Nunca habíamos hecho una gira fuera de Galicia y por ahora estamos muy contentos.


Editáis este debut en Mushroom Pillow ¿Que tal la experiencia hasta el momento?


Muy bien. Cuando fichamos teníamos un par de ofertas pero la más firme era la de Mushroom y así ha sido. Además, el tener también la promotora Ártica facilita mucho las cosas, estamos muy contentos.


¿Cómo ha funcionado o va a funcionar el tema conciertos y que puede ver aquel que vaya a uno de vuestros directos de presentación de este LP como el del 12 de mayo de 2007 en la fiesta de aniversario de la web Pin&Pon djs en la sala Fever de Bilbao?


Solemos hacer conciertos de aquello que no coge en el disco, digamos esa parte visual, subiendo al escenario y dando todo aquello que podemos: toneladas de ruido. Los directos están saliendo muy bien y suenan bastante bien. Que se lleven tapones pues el nivel es fuerte.


¿Qué tal está la escena musical en A Coruña?


En Galicia hay mucha oferta pero poco público, hay mucha variedad pero no hay un buen funcionamiento de las salas y el público es muy disperso. No acude habitualmente a los conciertos. Y la política de la Xunta además no apoya mucho a la música moderna.


¿Crees que Internet es una ayuda a la hora de promocionar vuestra música o la música en general? ¿Qué opinión te merecen fenómenos como el myspace?


Yo estoy encantado con myspace o youtube. Yo recuerdo el tema de los cassettes que al final acababas escuchando lo que te pasaba el vecino que era quien podía comprar el disco… y esto iba desde Pavement hasta Roxette. Y gracias al Internet ahora ya puedes descubrir todos los grupos que te apetece.


He leído que no os gusta mucho el rollo de los djs. ¿Por qué?

Esto lo decimos porque ahora se ve mucho eso de que, por ejemplo, venga Peter Hook de New Order a pinchar y cobre más que si tocara. Estamos en contra de ese concepto de dj como estrella. El dj que funde música esta genial, nos chirría el dj que hace una sesión de house de dos horas y puede que cobre más que el que hizo la música realmente.


¿Y alguna vez has puesto discos como dj? ¿Qué música no podría faltar en una sesión de TAB detrás de los platos?


Yo nunca, pero Julián sí. No tengo mucha capacidad para poner discos para los demás, quizás para mi sí, pero no sabría para los demás. Pondría Low, Jesus & Mary Chain o Pavement… pero no me veo capaz.


Y ya para terminar ¿cuáles son vuestros proyectos más inmediatos? Tal vez sea pronto pero ¿uno puede ya empezar a pensar en un próximo trabajo? ¿Hay nuevas canciones?

Sí, estamos en ello. Saldrá un single después del verano y nos gustaría que saliera otro disco si puede ser al año que viene. En cuanto tengamos un poco de tiempo entre los conciertos nos pondremos más en serio. La situación actual manda una urgencia que ya nos va bien.



Para escuchar la entrevista en formato sonoro haz click en play y enciende tus altavoces.

 

To Top