Publicidad

Entrevista con León Benavente

Autor:  | Google+ | @blutaski

León Benavente se han convertido en pocos meses en la novedad más interesante de la temporada. La banda formada por Edu BaosAbraham BobaLuis Rodríguez y César Verdú, músicos de curriculum desbordante, no solamente han editado con Marxophone un magnífico primer disco homónimo, sino que además podemos atestiguar – como reflejamos en nuestra crónica del Sonorama 2013– que lo llevan a los escenarios de forma espectacular. Aprovechando el paso de Abraham Boba y Luis Rodriguez  por Valencia, dentro de la serie de acústicos programados como nuevo Talento Fnac, conversamos con ellos y fueron tan amables de responder a nuestras preguntas.

León Benavente ha nacido con el sobrenombre de “superbanda indie”. ¿Cómo se digiere una etiqueta así? ¿Os crea algún tipo de responsabilidad?

Luis: Más que una carga creo que ya tenemos asumido que es una etiqueta que se utiliza para englobar a cuatro músicos que tenemos una carrera por detrás, pero para nada nos sentimos identificados con esa cosa de supergrupo, es muy grandilocuente, muy pretencioso y no. Yo creo que no nos afecta.

Abraham: Ya desde el principio vimos que era algo para orientar sobre todo al oyente, ni siquiera sobre la música que estás haciendo, si no dar pista de qué tipo de grupo es.

¿Quizá para identificar que, aunque es vuestro primer disco, no sois unos novatos?

Abraham: Aunque fuésemos unos novatos, si estuviésemos en grupos distintos también supongo que lo denominarían igual porque es una etiqueta que se usa, sobre todo en este país, cuando gente de varios grupos se une y hace lo que sea, ya sea supermúsica o sea una mierda. Una etiqueta más.

Tenéis otros proyectos, pero vuestro punto en común es Nacho Vegas – Luis y Abraham forman parte de su banda y Cesar y Edu son parte del equipo técnico-  y supongo que es un gran orgullo que os haya mostrado públicamente su apoyo y que haya  hecho una maravillosa hoja promocional, pero ¿No creéis que puede ser algo negativo que tengan que conoceros por el trabajo de otro, precisamente a vosotros que tenéis un bagaje profesional  importante a las espaldas?

Abraham: Yo creo que no, no veo que punto negativo puede tener, sobre todo porque la música que hacemos nosotros está en un polo bastante opuesto. Puede haber algún punto en común, pero son cosas distintas y desde luego yo creo que a todos nos da exactamente igual si la gente se lo toma mal porque venimos de tocar con Nacho. En primer lugar, es nuestro amigo y en segundo lugar, es una de las primeras personas que escuchó las canciones y desde el principio nos dijo que fuésemos para adelante porque le gustaban mucho.

Luis: Yo creo que prima lo positivo, el hecho de que Nacho se haya ilusionado con lo que hacemos, que nos dijera: “adelante, aquí tenéis todo mi apoyo posible”. Yo no veo nada malo.

Habéis tenido una gran aceptación y todo hace indicar que León Benavente tendrá una rápida consolidación. ¿Habéis pensado que puede pasar cuando todos los proyectos en los que estéis involucrados estén en marcha? Por ejemplo, que Tachenko o Schwartz estén grabando disco, que Nacho Vegas quiera salir de gira…

Abraham: El año es muy largo y hay más tiempo del que parece para hacer proyectos musicales. Con Nacho que es posiblemente con lo que más problemas podemos tener, porque sus giras suelen tener muchas fechas y ser largas, pero no creo que haya problema porque la oficina de management es la misma. Con eso ganamos algo, porque en la oficina se está gestionando nuestra gira de forma que no coincida con la de Nacho, que cuando empiece él pararemos nosotros y ese tipo de cosas. Luego en el resto de proyectos que tiene cada uno por separado lo iremos gestionando, pero hay tiempo para todo.

El disco está lleno de desencanto, en principio inspirado en el momento en el que vivimos. ¿Es para vosotros algún tipo de exorcismo generacional o una exploración de la vida que tenéis ahora?

Abraham: Es la temática que hemos elegido para este disco y sí que tiene que ver con el día a día de cada uno de los componentes del grupo, más o menos con algunas diferencias. Es lo que todos estamos viviendo, que coincide una gran mayoría de la gente  y una gran mayoría de la gente de nuestra generación. Cogemos elementos de ese día a día para usarlos en las canciones y ni siquiera para hacer un retrato social o canción política ni nada de eso, si no usarlo como tema para cuestionarse ciertas cosas.

¿Creéis que es más sencillo hablar sobre problemas, sobre desencanto, sobre desamor, la crisis? ¿Es un tema mucho más fácil en la música o en el arte en general utilizar esta parte negativa como herramienta?

Abraham: No sé qué decirte, porque la verdad que la mayoría de los grupos que escucho en España, lejos de hacer eso, lo que hacen es jugar más con el humor o con los juegos de palabras graciosos o ese tipo de cosas. No veo que haya mucho de eso que comentas, no creo que sea más fácil, de echo creo que es mucho más criticable que lo otro. Es hablar de algo y ya lo importante no es lo que estás hablando si no la forma en la que lo cuentes, las palabras que uses para hacerlo.

Robert McLiam Wilson comienza su novela Eureka Street diciendo que todas las historias son historias de amor. En vuestra hoja promocional Abraham deja claro que no quiere hacer canciones de amor, aunque explícitamente en una de ellas sí que lo hagáis.

Luis: Más que hablar de él, preguntamos qué es el amor.

Igualmente en algunas de las letras, aunque de manera críptica, se podría sobre entender que se habla del amor o de la sociedad o de muchas otras cosas.

Luis: Creo que ahí está un poco la gracia de las letras, aunque ahí es Abraham el más responsable, pero si tienen eso de que no son letras muy explicitas y dan pie a varias interpretaciones, por lo que puede ser que para mí una canción que trata de forma velada sobre el amor para otra persona puede ser otra cosa.

Abraham: Al final lo más difícil cuando escribes canciones es intentar comunicar algo y no perderte en una idea demasiado global que no llegue a la gente que la está oyendo. A mí lo que más me gusta de una canción cuando la escucho es hacerla mía. Lo que estoy escuchando me lo está contando a mí, parece que sea una canción escrita para mí y eso es muy difícil encontrarlo pero cuando lo encuentras digamos que la canción te llega el doble.

El conjunto del disco parece tener un concepto general, tanto  en el orden de las canciones, la temática, etc. El disco comienza con una arenga para sobrellevar las cosas y acaba con una huida. ¿Ese concepto es premeditado o es algo que ha surgido con el trabajo del disco?

Abraham: No estaba estudiado en absoluto lo que pasa es que, como es un disco que se ha hecho en un espacio de tiempo bastante corto, tampoco ha habido tiempo como para darle demasiadas vueltas o coger de demasiados sitios. Tanto en lo musical como en la temática de las letras, es una bola que empezó a hacerse muy pronto y acabó de hacerse también muy pronto, con lo cual no había nada premeditado en absoluto. Para nada es un disco conceptual, pero es verdad que una vez teníamos las canciones grabadas, a la hora de decidir el orden, pensamos bastante en que tuviese una especie de hilo conductor que te llevase, como tú has dicho, de la primera canción hasta la última. No es conceptual, pero sí que tiene una coherencia.

Pude veros en directo en la pasada edición del Sonorama Ribera y terminasteis, al igual que el disco, con Ser Brigada. Para mí, fue un final extraordinario con esa interpretación caótica, potente y explosiva, como si estuvierais sacando fuera todos los demonios. ¿Pretendéis sacar fuera la rabia con la contundencia de vuestras letras y vuestra música?

Luis: Personalmente con Ser Brigada, las primeras veces que la interpretamos en directo, me sorprendió ese subidón de adrenalina que para nada estaba previsto. En el ensayo siempre estás pendiente controlando los elementos de una forma más fría. Recuerdo que la primera vez que la tocamos en directo vi que de repente todo a mí alrededor subió como el mar de Moisés, pero fue como toda la gestación del disco, algo natural y algo honesto.

Abraham: También es verdad que cuando estábamos haciendo las canciones muchas de ellas estábamos pensándolas para el directo. Sabíamos que iban a tener esa parte de fuerza e intensidad, que era algo que los cuatro queríamos hacer en directo.

Luis: También es algo que nos gustaría ver en un concierto, como diseñábamos un poco la música, te pones en la otra parte y te preguntas que si estuviese abajo que sensación te provocaría. De hecho vimos alguna cosa que no funcionaba, precisamente por esa visión desde el otro lado. Una cosa que me encantaría es poder ser dos para saber cómo sueno desde abajo, no poder hacerlo es el drama de todos los músicos (risas).

¿Qué es lo que buscáis en León Benavente que no hayáis hecho antes?

Luis: Yo dos cuerdas más (de nuevo risas).

¿Qué tiene de especial este proyecto que no podáis hacer con los anteriores?

Abraham: Yo creo que lo hacemos único los cuatro que formamos el grupo, porque si hay otras personas esto cambia. En el momento que salen cuatro personas y hacen algo así, eso es lo que lo hace especial y único. Por mucho que quieras no vas a poder repetirlo en tus otros proyectos.

Luis: Hay que intentar preservar esa química de ingredientes. Si por ejemplo Edu no puede tocar en un bolo, no se va a tocar ese bolo, porque sin Edu esto no es lo mismo.

Abraham: Lo que estamos haciendo en un acústico, son cosas puntuales parte de la promo y ya está. Es el concepto de tocar las canciones desnudas, pero lo que hace único el proyecto es que estemos los cuatro.

Habéis estado presentando vuestro disco por varias fnac en formato acústico. ¿Creéis que este formato mantiene el concepto de vuestras canciones?

Luis: Esta claro que no es lo mismo con Abraham con el Farfisa a toda ostia, o llevar batería. Pero creo que lo bueno que tienen estas canciones, aun desnudándolas y reduciéndolas a algo tan sencillo como dos guitarras a un volumen bajo, es que funcionan y mantienen lo esencial,  que era uno de los miedos que teníamos al principio.

Abraham: Personalmente algo que llevo pensando desde que empecé a hacer canciones es que una canción que no se puede sostener haciéndola de una manera desnuda no es una buena canción es un buen arreglo, y eso te puede interesar, te puede divertir pero no acaba llegando muy lejos.

Antes de comenzar esta entrevista me habéis comentado que vais a grabar un EP. ¿Cuándo vais de gira o estáis juntos seguís componiendo temas para un futuro próximo?

Abraham: Concretamente en este EP vamos a incluir un par de canciones que se quedaron fuera del disco pero que estábamos tocando en directo, un par de canciones nuevas y una versión. Son canciones que estamos tocando en el repertorio, sobre todo porque no queremos hacer un concierto solamente de los cuarenta minutos que dura el disco, aparte de que nos gusta seguir componiendo y todo eso. También hemos pensado en grabarlas para que una vez que vas a tocarlas en el concierto la gente las conozca.

Habéis sido uno de los ganadores de esta edición del Girando por Salas. En principio se supone que es una ayuda para que grupos pequeños toquen en sitios donde no llegarían de otra manera. Repasando la lista de grupos de este año se pueden encontrar algunos bastante conocidos. ¿Creéis que esto es reflejo de lo mal que está el mundo de la música en este país?

Luis: En nuestro caso somos casi neonatos, el grupo no tiene ni un año y el disco no tiene ni seis meses, a pesar de que nosotros llevamos mucho tiempo en esto. Realmente no he visto la lista del resto de grupos, solo sé que está Mucho.

Abraham: Tampoco conozco realmente muy bien como funciona el sistema de elección, sé que hay una parte que es por parte del público, luego también hay un jurado. Puede tener sentido lo que dices, pero bueno, por otro lado nosotros podemos tener mucha trayectoria a nuestras espaldas, tocar con mucha gente, pero te puedo asegurar que llegar a fin de mes es muy jodido. Estamos currando aquí todo el día para esto. Si nos dan una ayuda pues mejor serás, porque precisamente el EP que vamos a grabar ahora es gracias a esto, si no no podríamos grabarlo.

León Benavente “Avanzan las Negociaciones “ (Adelanto de su próximo EP )

To Top