Publicidad

Entrevista con Jabier Muguruza

Autor: | @indienauta

jabiermurgurazaentrevista

JABIER MUGURUZA, EL SONIDO DEL SILENCIO


Misterioso, íntimo y sugerente: así es como se presenta el nuevo disco de Jabier Muguruza, el undécimo ya de su fructífera carrera. Llevando al extremo la línea habitual del músico vasco, Bikote Bat supone un delicado espacio donde los silencios, lejos de suponer un vacío, son el envoltorio perfecto para una propuesta mínima: piano, voz y acordeón. No ha hecho falta nada más para volver a rendir al público y la crítica especializada a los pies de uno de los intérpretes y compositores más lúcidos de nuestro país, y con una visión más arriesgada (y personal) de la música.

 

Afirmas que Bikote Bat es tu obra más radical, en el sentido que los silencios, la calma, el ambiente íntimo que siempre te han interesado aquí están más presentes que nunca.

He tratado de seguir mi línea, mi estilo habitual, aunque profundizando en ellos y llevándolos al extremo. A eso me refería cuando surgió el concepto de radicalidad, aunque luego me di cuenta que quizá no sea la palabra más adecuada teniendo en cuenta el país en el que vivo; en todo caso, era puramente una apreciación de estilo. Siempre se ha hablado del uso del silencio en mi obra musical, y en esta ocasión he querido extremarlo. Afortunadamente he contado con un cómplice fiel a la hora de hacerlo, Mikel Azpiroz, con quien este tema estaba muy hablado y trabajado en obras anteriores como Fiordan. Como entre ambos siempre ha existido esta comunicación, vimos que podíamos hacer algo parecido entre los dos sin miedo.

Como dices, la propuesta de este nuevo disco es mínima: piano, acordeón y tu voz, con pequeñas intervenciones de la vocalista Mireia Otzerinjauregi. En tiempos complicados como los actuales, parece una decisión que cumple con el dicho de “hacer de la necesidad, virtud”.

Algo de eso hay, porque obviamente de cara al directo es complicado mover una formación muy grande. Claro que facilita las cosas el montar una gira con dos músicos en vez de con seis y somos conscientes de la situación en la que nos encontramos, pero en todo caso el origen fue el de una propuesta estética y artística a la que a posteriori le hemos visto una ventaja práctica.

La relación con Mikel, como explicas, es muy fluida. Pero Bikote Bat, la pareja del título del álbum, seguramente es otra.

¡Aunque ya nos han hecho muchas bromas al respecto! En todo caso no es una pareja real, son dos personas que aunque no se diga claro, se intuye que tienen un problema importante, que se encuentran en un momento delicado de su relación. Quieren decirse algo, saben que lo que tienen ya no es maravilloso, que hay algo que no va bien entre ambos, pero no encuentran las palabras para expresarlo. Hay una cierta sensación de impotencia que se plasma en este disco.

Algo que también has comentado al respecto de tu nuevo trabajo, aunque seguramente cada vez que se publica un disco estás satisfecho con él, es que en esta ocasión te da la impresión de haber acertado con el resultado.

La verdad es que decir eso me daba un cierto miedo, o algo de apuro, porque me sonaba a lenguaje futbolístico. No soy de los que se echan flores y no acostumbro a usar esas formas al referirme a mi trabajo. Pero he visto esa recepción por parte de la crítica especializada, y gente muy reconocida dentro del ámbito musical me ha confirmado, que éste es mi mejor disco desde hace mucho. En todo caso, lo que sí puedo decir sin temor a equivocarme es que los textos se salen, porque no son míos (ríe). Muchos de ellos son de colaboradores habituales como Iñaki Irazu, Harkaitz Cano, Gerardo Markuleta o Bernardo Atxaga, y me emocionan cada vez que los interpreto. Son de una calidad tal que te tocan muy de cerca.

Como dices, textos de grandes escritores vascos con los que has colaborado en ocasiones anteriores. ¿Qué te aporta el trabajar con letra ajena?

Soy consciente que puede dar la impresión que me escaqueo de escribir, pero durante muchos años he combinado textos propios con los de estos escritores excepcionales que además, tengo la suerte de poder contar entre mis colaboradores habituales. Así ha sido como en mis dos últimos trabajos ninguna letra es mía… igual sí, hay algo de cierto en eso del escaquearse (ríe). Pero estoy tan en sintonía con esta gente, con el modo que tienen de afrontar los temas, con su mirada sobre el mundo, que sería absurdo no contar con ellos.

La gira de presentación arrancó a principios de noviembre en Donostia, y ya tienes fechas hasta el próximo febrero.  ¿Cómo planteas los directos de Bikote Bat, en tanto que la propuesta del disco es tan minimalista?

Efectivamente, hay importantes variaciones respecto al planteamiento de anteriores giras, donde normalmente presentaba el nuevo disco pero lo intercalaba con canciones antiguas. En esta ocasión he decidido ofrecer el trabajo íntegramente, y ofrecer únicamente algunos temas de otros discos que sé que gustan especialmente, o que el público espera. Ha sido una decisión dura porque el prescindir de canciones que has ofrecido en directo durante años es casi una despedida y requiere un cierto duelo, pero en esta ocasión creí que lo mejor era ofrecer el disco entero. Además, pienso que tiene mucho sentido porque la grabación es casi como la de un directo íntimo, donde se puede oír el pedal del piano y la correa del acordeón, y me apetecía poder mostrar esos pequeños detalles también en el escenario.

No podemos obviar, antes de terminar esta charla, el hacer referencia al cese de la violencia por parte de ETA. Precisamente al principio hablabas del uso de la palabrada “radicalidad” como “poco apropiada” teniendo en cuenta el país en el que vives. ¿Cómo has vivido este proceso?

En todas las entrevistas que he concedido, tanto a medios nacionales como vascos, estoy respondiendo igual: estoy contento por el anuncio y me alegro que haya ocurrido por fin, pero a mi entender llega tarde. Se podía haber evitado mucho sufrimiento, y tengo un especial interés en decirlo. Parece que nos encontramos en un momento donde todos estamos levitando y haciendo una lectura muy positiva del anuncio, porque nos abre un futuro esperanzador: pero repito que llega tarde, cuando el sufrimiento ha sido ya enorme.

Las primeras fechas confirmadas en la gira de Jabier Muguruza son:

Lleida – 13/1/2012
Madrid – 20/1/2012
Barcelona – 25/2/2012
El Vendrell – 26/2/2012

 

 

To Top