Publicidad

Veronica Falls “”Waiting For Something To Happen”” (Bella Union, 2013)

Autor:  | Google+ | @curtillo

veronica-falls-wfsth

Podría empezar esta crítica hablando de lo difícil que es el segundo disco, de lo de superar el hype y de unos cuantos tópicos más, pero no lo voy a hacer. Prefiero centrarme en una realidad: que Veronica Falls han hecho dos trabajos notables. ¿Es mejor este segundo disco que el primero? La respuesta es que los dos tienen virtudes y defectos, y voy a hablar de todo lo bueno que tiene este “Waiting For Somenthing To Happen”, que es mucho.


Lo primero que uno descubre al poner este segundo trabajo, es que es más pop, más luminoso y mucho más positivo. Los londinenses han dejado de lado mucha de la crudeza que encontrábamos en su debut, y han llenado este disco de melodías pop y guitarras cristalinas. Los estribillos son más redondos y, salvo algún caso aislado como Buried Alive, se olvidan de las letras tétricas de sus primeras canciones. Tell Me, Teenage y Broken Toy es el trío perfecto para abrir un disco de estas características. Principalmente porque empieza tímidamente con los dos primeros temas y va subiendo de intensidad hasta estallar en el estribillo perfecto de Broken Toy –“cause you’re a broken (you’re a broken) toy / it’s true, but I am broken too / a broken toy like you”–. Es una de esas canciones a la que no le puedes poner ninguna pega porque todo funciona; la melodía se alinea con las guitarras, y logran ese estribillo demoledor. Como son muy listos, y no quieren darlo todo al principio del disco, lo siguiente que nos entregan es una tranquila Shooting Star, que sirve de preludio para la mejor canción de este álbum. Sí, estoy hablando del tema que le da título, Waiting For Somenthing To Happen, que es el mejor ejemplo de cómo hacer una canción pop. Su efecto es instantáneo, suena fresca (sin la necesidad de hacer algo diferente), y tiene una letra demoledora –“everybody's crazy / what's your excuse baby? / standing in the middle waiting for something to happen / are you waiting for something to happen?”– Por no hablar de ese puente a mitad de canción donde el batería da buena cuenta de su fuerza y habilidad a la hora de aporrear su instrumento. If You Still Want Me y My Heart Beats son las canciones que más recuerdan a su primer trabajo. La primera porque es la más oscura, y la segunda (que ya sacaron de single hace unos meses) porque es donde las guitarras rugen con más furia. Están mucho más acertados en esta última. Pero como ya he dicho antes, el pop de guitarras cristalinas es lo que predomina en este disco, y lo vuelven a demostrar en la melancólicas Everybody’s Changing y Buried Alive. Esta última entraría en el podio junto a Broken Toy y Waiting For Somenthing To Happen. Hasta aquí todo iba perfecto, con nueve canciones más que notables que dan para un disco redondo, pero era difícil mantener ese nivel en todo el álbum, y los tres siguientes temas no pasan de un aprobado raspado. De hecho, se podrían haber ahorrado Daniel perfectamente, y, quizá también So Tired, que es una canción que no aporta nada al álbum y, mucho menos, a su carrera. Afortunadamente, saben cómo acabar bien el asunto, y lo hacen de la forma más difícil, con un medio tiempo llamado Last Conversation, en el que nos dejan ver que también pueden sonar épicos y ensoñadores. “Waiting For Somenthing To Happen” confirma a Veronica Falls como uno de los mejores grupos de pop de nuestros días. Su música no ha cambiado excesivamente, no hacen nada que no hayan hecho otros antes, pero tienen canciones redondas, y de eso trata cuando hablamos de pop, ¿no?    
To Top