Publicidad

V.O. “On Rapids” (Humpty Dumpty / Green Ufos 2013)

Autor: | @sergiomiro

voonrapids

Si uno está al tanto de la escena indie belga (no pasa nada si no lo estás, la cosa es para nota), no dudaría en clasificar a V.O. como un supergrupo, ya que aquí, bajo la batuta del multi-instrumentista Boris Gronemberg, confluyen músicos curtidos en proyectos de cierto lustre (han tocado con Raymondo, Françoiz Breut, Soy un Caballo, Melon Galia, The Tellers, Le Yéti, o Miéle).

Al poco de escuchar The Missing part, ya puede uno notar que hay nivel musical de sobra, no solo por la destreza y el buen gusto con el que están tocados los instrumentos (a destacar unas baterías de interesantes desarrollos rítmicos y unos metales que puntualizan las melodías con sugerentes arreglos), sino también por la forma en la que los acordes se suceden sin dar nunca paso a la elección obvia. Es un gran comienzo para el disco y una muestra perfecta de hasta dónde pueden llegar V.O. cuando están al máximo de sus capacidades.

A lo largo del disco, tercero de la banda, se suceden otros momentos igual de lustrosos, entre los que destaca el single When you see red, que casi podría considerarse como el reverso melancólico del célebre Elephant de Tame Impala (el ritmillo glam es el mismo en ambas canciones, pero la querencia de V.O. por las tonalidades menores les impide rockear en el sentido estricto de la palabra).

Una curiosidad: hay varios momentos sustentados en las armonías vocales a tres voces, incluyendo el punto femenino que aporta Aurélie Muller. Cuando se ponen a ello, llegan a sonar mosqueantemente cercanos a Low. Es más, me atrevería a decir que A safer place es más Low que el último disco de Low, si es que eso tiene algún sentido.

También es este el primer disco en el que se animan a incluir algunos temas en francés, aunque curiosamente se tratan de las composiciones más intrascendentes, lo cual deja una sensación de oportunidad perdida con su lengua natal, como si no les interesase mucho explorar las posibilidades de expresión más allá de ese inglés en el que tan bien se defienden.

La etiqueta dice que la banda hace post-rock, y encima ahora cuenta con el aval de todo un gurú del género, John McEntire, quien grabó y mezcló este trabajo en sus estudios de Chicago (el sonido del disco, seco y con carácter, es otros de sus grandes alicientes).

Sin embargo, el par de instrumentales incluidos dan muestras de que muchos de estos músicos se sienten igualmente cómodos en un contexto de jazz experimental, que lo mismo podría ser utilizada para poner música a alguna película de Gondry (Seven trees parece obra de Jon Brion).

 

 

To Top