Publicidad

The Very Best “MTMTMK” (Moshi Mosi / COOP 2012)

Autor: | @indienauta

theveryvestcovert

¡Que estos no son mis The Very Best, que me los han cambiado! Es más: de no haber tenido el luminoso precedente de su disco de debut (Warm heart of Africa, 2009), difícilmente quien suscribe habría pasado de la tercera canción de este MTMTMK.


Lo que en su momento se nos presentó como una ligera variante dance a la tendencia africanista que estaba invadiendo el indie a raiz del éxito de Vampire Weekend (recordemos que el mismísimo Ezra Koenig se marcaba un tema en el mentado Warm heart of Africa), ahora parece haberse convertido en un producto totalmente ligado al compás que marcan los DJ-superstars que se apoderan de las radiofórmulas. Vamos, que MTMTMK podría pasar por una aventura exótica de David Guetta.

Imagino que semejante envite artístico tendrá sus seguidores, pero servidor es de los que apostaba por su lado popero y de los que ni siquiera mostró interés en el disco de remezclas que sirvió de bisagra entre el debut y el trabajo que ahora nos ocupa.

Reconozcamos, en honor a esa imposible objetividad que a veces se pretende que rija en una crítica musical, que Johan Karlberg –responsable exclusivo del sonido de The Very Best, ahora que su compañero Etienne Tron ha abandonado el barco- sigue mostrándose como un inquieto creador de sonidos, y que inventiva no le falta a la hora de buscar diferentes trucos de producción para cada una de las canciones. Ahora bien, si eso significa que tenemos que permitirle chuscos experimentos con el dub y el reggae “a lo UB40” en temas como Mghetto, casi mejor pedirle que se ciña a aquellas cosas que se supone que controla.

También parecen haber perdido parte de su instinto pop, sobre todo porque su mayor intento al respecto, We OK -en la que incluso fichan a Bruno Mars para las labores de composición- es una forzada apelación al “buen rollo” que al final nos acaba recordando a las caducas grabaciones de Eddie Grant.

En el apartado de las colaboraciones, prometía bastante la unión de las estrellas africana Baaba Maal y Amadou & Mariam en la canción Bantu. Lástima que se trate únicamente de una (digna) composición tradicionalista tratada de manera desnuda y casi desprovista de ritmo, con lo cual no se acaba sacando mucho partido de la supuesta fusión sonora que podría haber tenido lugar.

Intentando quedarnos con algo positivo, por encima de cualquier manto sonoro –acertado o no- sigue estando lo que ya resultó en su momento el gran descubrimiento de The Very Best: Esau Mwamwaya y sus fantásticas voces armonizadas. Ese es el verdadero “calor de África” que esta banda nos supo transmitir y al que ahora apelamos para evitar que esta propuesta acabe cayendo en el olvido.

 

 

 

 

To Top