Publicidad

The Staves “Dead & Born & Grown” (Atlantic 2013)

Autor: | @sergiomiro

thestavescover

Según el Sunday Times, representan la “perfección de las armonías vocales conjuntadas”, mientras que The Guardian las describe como “perfectamente hermosas”. Son las citas que la discográfica ha elegido para la pegatina de reclamo en la portada del debut de estas tres hermanas inglesas. Poco más hace falta saber sobre ellas, ya que justamente lo que las define es su habilidad para crear hermosos sonidos a base de juntar sus voces inmaculadas.

The Staves son eso, ni más ni menos. No busquemos en ellas a grandes compositoras, ni pidamos a sus canciones arreglos seductores que nos distraigan del verdadero espectáculo que está teniendo lugar en sus gargantas.

En sus venas corre la tradición folk inglesa que les corresponde por denominación de origen, pero también se les nota las horas escuchando a damiselas californianas de los 60/70, especialmente a la Joni Mitchell primeriza y a todas sus discípulas de la época.

El envoltorio es impecable, ya que se han permitido el lujo de contar ni más ni menos que con los dos Johns, titanes de la producción: el padre Glyn (The Rolling Stones, The Who) y el hijo Ethan (Kings of Leon, Laura Marling, Ryan Adams). Precisamente, a este último podemos responsabilizarle de la presentación en sociedad de las Staves, ya que la primera vez que escuchamos sus voces fue como coristas en el disco “gospel” de Tom Jones (Praise and blame, 2010), producido por Ethan

Todo es prístino e inmaculado, quizás un poco demasiado, hasta el punto que cuando en Pay us no mind una de las hermanas amenaza con desatarse un poco al cantar con algo de rabia y entonar un sonoro “fuck”, casi nos dan ganas de reprenderla como si fuéramos profesores a cargo de un grupo de niños adorables que de repente se ponen rebeldes.

Esa escasez de mala baba puede acabar resultando exasperante y es un lastre para los que se acerquen a este Dead & Born & Grown con la pretensión de sacar de él algo más allá de una música de fondo agradable.

 

 

To Top