Publicidad

The School “Loveless Unbeliever” (Elefant 2010)

schoolcover

Cuentan que Brian Wilson en una de sus múltiples obsesiones, caminaba en bata por su casa llevando en uno de sus bolsillos una grabadora, en la que podía escuchar en cualquier momento "Be my baby", canción que siempre intentó superar y que le perseguía como un fantasma. Pues bien, The School parecen compartir esta obsesión en sus inocentes melodías de pop twee, que parecen sacadas directamente de 1965...o de C86, aquel legendario recopilatorio de New Musical Expressschoolcover

Cuentan que Brian Wilson en una de sus múltiples obsesiones, caminaba en bata por su casa llevando en uno de sus bolsillos una grabadora, en la que podía escuchar en cualquier momento "Be my baby", canción que siempre intentó superar y que le perseguía como un fantasma. Pues bien, The School parecen compartir esta obsesión en sus inocentes melodías de pop twee, que parecen sacadas directamente de 1965...o de C86, aquel legendario recopilatorio de New Musical Express.


Después de algunos años como teclista y corista en The Loves, Liz Hunt decide protagonizar su propio proyecto y tras dos singles en el sello Elefant, en 2010 el sello madrileño decide publicar "Loveless Unbeliever", el primer LP de los de Cardiff. El fichaje por Elefant fue algo así como un flechazo, ya que sólo habían dado cuatro conciertos cuando se interesaron por las canciones de Liz, aunque ésta siempre tuvo claro su interés por Elefant. Si escucháis "Valentine", una de las canciones más antiguas del disco (compuesta por Liz hace seis años), entenderéis el interés de Elefant por incluir a The School en su escudería.

Amantes de Belle and Sebastian, The Ronettes, de las bandas de la Motown y The Pastels entre otros, The School derrochan inocencia en letras repletas de historias de amor y combinan melodías dulces con la cristalina voz de Liz, trasladandonos a lugares comunes, a tiempos mejores en los que las canciones eran las únicas protagonistas. Tiempos de ensoñación y de ideales adolescentes, que te hacían creer en el amor para toda la vida.
"Loveless Unbelieber" es un disco precioso, en el que todas las canciones son auténticas joyas. Ideal para enamorarte o para recordar el amor perdido. Para días de lluvia o para días soleados. Un disco para amantes de la música en mayúsculas.

No se vosotros, pero para mi es imposible escuchar este disco y no recordar las melodías de Felipe Freson.



Mykki Blanco, “Mykki” (!K7 Records, 2016)

Estamos en una sociedad de barreras difusas y multiplicidad de opciones de identidad. Tomemos a... Leer más

Syd Arthur, “Apricity” (Caroline, 2016)

Resulta imposible mencionar Canterbury en una conversación sobre música sin que salga a... Leer más

Katy Goodman & Greta Morgan, “Take It, It’s Yours” (Polyvinyl Records, 2016)

No es fácil plantarse ante diez canciones ajenas y darles una personalidad propia. Y mucho... Leer más

Michael Kiwanuka, Love & Hate (Polydor 2016)

Permítanme que empieza quitándole el foco al protagonista. Hablemos de las coristas. Ya el... Leer más

To Top