Publicidad

The Free Fall Band “Elephants Never Forget” ( LAV/Buenritmo, 2012)

Autor:

freefallband

Últimamente tengo la sensación de que llamamos -yo incluída- pop a cualquier propuesta musical que surge con una facilidad casi insultante. Parece que todo tenga que llevar la etiqueta de música popular, a veces aderezada con la coletilla rock o folk o lo que le parezca a quién habla del disco. La casi obligada etiqueta provoca que, en muchas ocasiones, se pierda la esencia de lo que es en realidad la música pop de toda la vida, la que traba melodías pegadizas, la que llega a todo el mundo justamente por ese carácter popular, casi universal.


Pues bien, los jovencísimos The Free Fall Band son una de esas bandas a las que se les puede poner la etiqueta “pop” sin temor a equivocarse, ni a encasquetársela de serie por el hecho de ser jóvenes o haber surgido de la escena independiente. Y es que estos cuatro chicos del maresme lo tienen todo: melodías agradables que recuerdan a grupos pop por excelencia como Belle and Sebastian, esa ligera pátina de verano, festival pequeñito y anuncio de cerveza,frescura a raudales y poca complicación: un producto estudiadamente fácil de digerir, que consigue lo que se propone y que se escucha solo, sin ningún tipo de esfuerzo. Seguramente tenga mucho que ver en el resultado final la producción de Miqui Puig que ha respetado la esencia de los temas y, intuyo, ha aportado algunos toques referenciales que no hacen sino enriquecer lo ya existente, sin sepultarlo, como ocurre a veces, bajo arreglos grandilocuentes o secciones de viento innecesarias y artificiosas. Quizá por ese carácter esencialmente pop, algunos caerán en el error dogmático de dejarlos pasar, porque les parezcan facilones, porque no reclaman exigencia. Craso error. Porque producir pop del de verdad no es para nada fácil y, además se van a perder un disco bien hilado, coherente de principio a fin, que no aspira a ser nada más que lo que es, sin grandes artificios en la instrumentación ni en las voces y con temas que no solamente consiguen lo que se proponen sino que ganan posiciones en una segunda escucha, como “When the Apple Tree” o la muy interesante “Electric Virgin Mary”, quizá el tema más alejado de la homogeneidad del resto. Así que hacedme caso, escuchad Elephants Never Forget como lo que es: un disco de pop. Un disco calculadamente pop. Tan pop que cuesta de creer.  
To Top