Publicidad

Templeton “El Murmullo” (Autoeditado 2012)

Autor: | @indienauta

templeton

Según Spotify Templeton tiene 5 discos. Resulta que hay una banda con el mismo nombre en algún otro lugar del mundo. Nuestros Templeton, los de este país, acaban de publicar su segundo trabajo llamado "El murmullo". Esta vez lo han autoeditado, una posibilidad que debemos agradecer a Internet, ya que hace unos años lo de ir por libre era casi imposible para la mayoría de bandas. Antes teníamos muchos programas de música en la televisión que sacaban del anonimato a muchas bandas que ponían banda sonora a nuestra niñez y adolescencia. Hoy día nuestras televisiones han eliminado casi por completo los espacios musicales y culturales. Ese terreno lo han ganado realities casposos y una infinidad de programas que buscan encontrar una estrella de la nada, elevarla a la altura de semidios, reventar estadísticas en youtube, y así hacernos creer que es más admirable el talento casero que el esfuerzo diario de los que pretenden seguir el camino de la profesionalidad. Me refiero a "Tú sí que vales", "Factor X", "Operación Triunfo", etc. Concursos entretenidos pero cuyos participantes son meros títeres televisivos poco reales. La realidad es el trabajo de las bandas, cantautores, y músicos que llevan años fortaleciendo su talento para poder llegar al máximo de público. Mientras apostemos por convertir un medio de culturización tan potente como es la televisión en plataforma de promoción de "don nadies" con suerte, estaremos destrozando nuestro legado cultural generacional. Y los jóvenes ya estamos siendo atizados por una crisis injusta como para que encima la televisión dé oportunidades a quienes no lo merecen y priven a los músicos currantes de conseguir sus metas merecidas.



Sí, he aprovechado para meter con calzador una reivindicativa reflexión sobre lo que ocurre en estos tiempos modernos y de moderneo. Y lo he dicho porque quizás Templeton disfrutarían de mayor repercusión si los vientos soplaran en otras direcciones. Entrando en el disco en sí, se trata de 10 canciones como las de toda la vida, salidas de la factoría de Paco Loco, garantía de buen sonido, como ya he dicho en otras ocasiones. Desde el primer momento suenan familiares y cercanas, porque llevamos muchas décadas escuchando este tipo de música. Son canciones agradables, sin estridencias, con buenas melodías vocales y ruedas de acordes ya conocidas. Sin llegar a hablar de actualización total, a base de medidas distorsiones, delays (ecos), y sintetizadores en su correcta medida, han traído al s.XXI los aires más positivos de nuestro pasado musical. "El Murmullo" podría ser un cocktail de Brincos, Belle & Sebastian, Posies y Sidonie. A diferencia de su primer LP "Exposición Universal", esta vez han bajado las revoluciones para lograr un sonido sesentero más calmado e intimista, manteniendo intactas las características cualidades, pero indagando en otros terrenos del mismo género.

No me gusta criticar con maldad las cosas que se crean en este país. Es más, no acepto encargarme de las críticas de discos nacionales si no me gustan. Prefiero que lo hagan otros. Yo soy partidario de cuidar con mimo lo nuestro, que para todo lo que viene de fuera ya nos encargamos de endiosarlo sólo por ser de fuera. Y, a veces, es injusto (no siempre). En el caso de Templeton me gustan porque respetan aquellos cimientos sobre los cuales se ha creado la música desde hace décadas. Y no olvidemos que aquello que se hizo con maestría hace medio siglo en inglés aumenta en dificultad cuando se trata de cantarlo en castellano, una lengua mucho más puñetera tanto en sonoridad como en longitud léxica. En "El Murmullo" la lengua se adapta perfectamente al molde de la música. Así que para aquellos a quienes les guste todo lo que huele a Kinks, Zombies, Beatles,... disfrutarán con el disco.

En conclusión, buen trabajo de estos cántabros que cumple con su cometido. Pero esa elegancia acústica y vocal tiene pros y contras. Como pro, siempre encontrarán un público muy seguidor de ese sonido conservador y nunca se podrá criticar la calidad interpretativa. Como contra, se ponen un límite temporal o generacional, llevamos mucho tiempo con muchas propuestas en el terreno en el que habita este segundo disco. Para llegar lejos, hay que agregar algo si no nuevo, rompedor. Pero no sé dónde quieren verse a sí mismos con su música, leo en alguna entrevista que no les importaría conquistar las Américas (y a quién no?). Habrá entonces que subir un poco el volumen de las guitarras, y entrar en terrenos más rabiosos y agresivos. Ya han demostrado que saben hacerlo, la decisión es suya.

 

 

To Top