Publicidad

Tannhäuser “Voces” (Foehn Records, 2012)

Autor: | @talibanmusic_tm

tanhauservoces

Tres años después de su debut, Tannhäuser regresan con su segundo álbum Voces (Foehn, 2012). Un disco de parto largo, ya que han sido muchas las cosas que han ocurrido en la banda sevillana desde la grabación de Para Entonces Habrás Muerto (Foehn, 2009). Vencedores del concurso Desencaja en el Monkey Week 2010, al que le siguieron varios años repletos de actuaciones por todo el país (FIB, Primavera Sound, Festival Utopía, South Pop JamonPop incluidos), conciertos en algunos de los mejores teatros de Andalucía y cambios en la formación (al fichaje del batería Eduardo Escobar, se le une el del ex-ÚrsulaJuan Luis Castro al bajo). Todo esto certifica una trayectoria ascendente, cuyo broche es la publicación de Voces. 


Tras el experimento forzoso que fue la grabación del ep Movimiento Estacional (Foehn, 2011) en los estudios Eureka de Córdoba (como parte del premio del concurso Desencaja), Tannhäuser vuelven a casa para grabar en los estudios La Mina de Sevilla con Raúl Pérez. En esta ocasión, el productor ha sabido sacarles un sonido más potente y directo, menos producido que el de su primer disco, más cercano al rock que al pop. En este segundo trabajo, Tannhäuser continúan moviéndose cómodamente por esa ancha franja que conforma el rock experimental, aquella en la que tienen cabida entre otras disciplinas, el shoegaze, el post-rock, el ambient y sobre todo el krautrock. Y no deja de ser irónico que una banda de discurso exclusivamente instrumental, llame Voces a unos de sus discos.

Para este segundo disco, Tannhäuser han vuelto a grabar “Artica” y “Error y culpa”, dos de los temas que formaban parte del ep digital Movimiento Estacional y que según los propios miembros de la banda, merecían estar en formato físico. Voces comienza con “Godzilla”, donde juegan al despiste con el inicio ambiental en forma de amanecer, para desembocar en ritmos kraut que finalizan en una potente descarga de guitarras.Toda una declaración de intenciones de lo que Tannhäuser han pretendido lograr con Voces.

En Voces solo encontramos seis temas nuevos, ya que el proceso de creación del disco es mucho más complejo que el de su predecesor y la experimentación en el estudio ha jugado un papel muy importante. Los miembros de la banda al completo (el antiguo bajista Alejandro Arcenegui y Raúl Pérez incluidos) se reparten hammond, piano, microkorg y moog, que tornan cálidas unas composiciones, que las guitarras de Iñaki García y Raúl Burrueco hacen ascender en bucles infinitos.

Encuadrándolos en ese grupo de bandas que, como Lüger o La Débil hacen bandera del krautrock, Voces logra que Tannhäuser se conviertan junto con los madrileños Toundra, en una de las esperanzas del rock instrumental nacional.

 

 

To Top