Publicidad

Steve Mason, Meet the humans (Domino 2016)

Autor: | @sergiomiro

steve_mason_meet_the_humans

No es Steve Mason un artista que se contente fácilmente, ni que se atenga a los formalismos propios de la auto-promoción. Recordemos que, en sus días al frente de The Beta Band, no dudó en calificar su debut como “jodídamente horrible” y “lo peor que se ha publicado este año”.

Esa sinceridad brutal (que también, admitámoslo, funciona como fantástico anti-marketing en un mercado tan históricamente obsesionado con “The next big thing” como el británico) nos ayudó a tomarnos en serio las entusiastas sensaciones que nos transmitía Mason a la hora de anticipar Meet the humans, su tercer disco en solitario.

Su anterior disco, Monkey Minds in the Devil´s Time (2013) estaba repleto de momentos de puro brillo creativo, pero el resultado final se perdía en un batiburrillo conceptual y estilístico que poco hacía por la fluidez de la escucha.

Eso es lo que Meet the humans corrige, convirtiéndose en su obra más concisa y atractiva de nuestro protagonista. El mérito puede ser compartido entre la impecable colección de composiciones reunidas en esta ocasión y la producción de Craig Potter.

Los fans de The Beta Band, estarán encantados de escuchar luminosas piezas de pop rasgueado como Alive o Planet sizes, Britpop ajustado a los nuevos tiempos y a la mediana edad de los que fueran sus protagonistas (y la de sus oyentes).

También con medio pie puesto en los 90, pero esta vez en el lado más dance del indie de la época están piezas como la inicial Water bored y, sobre todo, Words in my head, un guiño obvio al trabajo añejo de Happy Mondays o Massive Attack. Inexplicablemente, mecidos por la rasposa voz de Mason, ni nos percatamos de lo anacrónico de la propuesta.

A modo de relax auditivo, aparece a mitad de disco una reflexiva y onírica Through my Window. Suena diferente, y hay una razón clara: la versión que oímos es directamente la de la maqueta original de Mason, ya que estimaron que el encanto aquí contenido no requería ningún tratamiento extra.

Pero el carácter de Meet the humans lo marcan las canciones de intensidad contenida, con melodías que acumulan emociones y las van dejando estallar con colores inesperados (especialmente brillante es Another day, con los briosos metales del estribillo y con esa sección intermedia que tanto recuerda a los Radiohead de Ok Computer). No en vano, el productor Craig Potter es sobre todo conocido por su papel como teclista de Elbow, cosa que en temas como estos se deja notar, no solo en las aportaciones de su instrumento, sino también en la manera de crear capas sonoras y orquestar un disco que acaba siendo lo “más Elbow” que hemos escuchado desde… el disco en solitario de Guy Garvey.

Valoración: 8,5

To Top