Publicidad

Spinning Coin, “Permo” (Domino, 2017)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Ya viene siendo habitual que, con la vorágine de las listas y los repasos a lo mejor del año, algunos discos editados a final de temporada, se queden en una especie de limbo musical. Pero siempre hay tiempo para recuperarlos pasadas las Navidades, una época en la que la actualidad está un tanto apagada, y los lanzamientos brillan por su ausencia. Uno de ellos es el debut de Spinning Coin, un joven quinteto de Glasgow apadrinado por The Pastels, y ayudado en el estudio por Edwyn Collins, que recupera el sonido del indie-rock escoces de finales de los ochenta y principio de los noventa.

Permo” es un viaje en el tiempo a esa Escocia lluviosa que tantas buenas bandas nos dio hace ya tres décadas. Pero, aunque tienen unas influencias muy evidentes, en las que entran los propios The Pastels o el pop de aires sixties, no estamos ante un ejercicio de nostalgia. La música de Spinning Coin suena fresca, y son capaces de hacerte disfrutar en 2018 con unos ingredientes musicales más propios de 1988.

Spinning Coin cuentan con dos facetas muy diferenciadas. Por un lado, tienen un lado más gamberro, en el que, incluso, se acercan al sonido de los Pavement más caóticos. Es el caso de una canción como ‘Tin’, en la que consiguen aunar una buena melodía pop y una base rítmica digna del pogo más desenfrenado. O de la escurridiza ‘Magdalene’, donde se ponen más crudos y ruidosos. Y si ya nos vamos a ‘Sides’, podemos comprobar que se les da muy bien pisar el acelerador. Pero, sin embargo, es en su faceta más pop en la que consiguen los mejores momentos del álbum. Ahí está esa maravilla llamada ‘Raining On Hope Street’, en la que un dulce juego de voces chico-chica se fusiona con una maraña de guitarras juguetonas. Una fórmula que repiten con éxito en la deliciosa ‘Sleepless’ y en ‘Starry Eyes’.

En el fondo, “Permo” es un trabajo un tanto variado, porque, aparte de esas dos facetas que comento más arriba, también tienen cuentan con una más reposada. Y ahí es donde entran canciones como ‘Metronome River’. ‘Floating With You’ o ‘Running With The World’, que son estupendas. Además, en la última es fácil reconocer la influencia de The Velvet Underground, y eso siempre está bien.

Sí, quizá, en esta época en la que todo va a toda leche, puede que no sirva de nada comentar un disco del año pasado, pero, aun así, creemos que Spinning Coin solo han plantado la semilla, y que van a crecer mucho en este 2018.

Valoración: 7,9

To Top