Publicidad

Smashing Pumpkins, Monuments to an elegy (BMG 2015)

Autor: | @sergiomiro

Smashing_cover_disco

La perspectiva de escuchar un disco de Smashing Pumpkins en 2015 rondaba entre lo mortalmente aburrido y lo terrorífico. Y esto lo dice quien vivió intensamente las andanzas artísticas de la banda durante los 90, pero es que llevamos unos cuantos años ya en los que la inspiración de Billy Corgan nos ha sometido a tanto refrito desmedido de lo que un tiempo le hizo grande, que ya costaba devolverle nuestra confianza.

Además, teniendo en cuenta que ya no están ni Jimmy Chamberlin, ni James Iha, ni D´arcy, o (y esto ya es digno de risa) ninguno de los dignos mercenarios que han ido conformando la alineación de los Pumpkins desde su regreso en 2007, ¿qué sentido tiene tirar de la socorrida nostalgia, cuando ni siquiera la banda que tocaría añorar es real?

Pero, he aquí que Corgan ha logrado sorprendernos junto a sus nuevos acompañantes (entre los que se encuentra TommyMötley Crüe” Lee a la batería, aunque por suerte su papel no empuja al disco a un festín de Nu-Metal).

Lo que hace a Monuments to an elegy un disco tan disfrutable es justo lo contrario que solía caracterizar a nuestro hombre. Lejos quedan los ridículamente ambiciosos proyectos basados en conceptos que solo Corgan era capaz de descifrar; y tampoco tenemos que lidiar con los habituales minutajes excesivos que convertían muchos de sus discos en experiencias agotadoras (y es que, incluso en los mejores momentos, el “quejío” de la voz de Corgan y sus muros de distorsiones se disfrutaban mejor en pequeñas dosis).

Estamos ante un trabajo deliciosamente conciso: 9 canciones, ninguna de ellas más larga de cuatro minutos, y todas ellas compuestas al margen de cualquier radicalidad, como si Corgan se hubiese empeñado en ponerse una chaqueta pop que le devuelva el favor del público sin por ello sonar desesperado por subirse a ningún tren.

¿Quién nos iba a decir que en 2015 íbamos a poder tararear una melodíaa de los Smashing Pumpkins? Siguen lejos de sus mayores logros del pasado, pero al menos ahora tienen un sitio en el que son más que bienvenidos.

 

To Top