Publicidad

“Skeletal Lamping” de Of Montreal

OF MONTREAL
"Skeletal Lamping"
Polyvinil Record Co. 2008





Kevin Barnes se ha vuelto completamente loco. Si pensabas que su noveno álbum, “Hissing Fauna, Are you The Destroyer?” (07), era insuperable en cuanto a su carácter distorsionador del pop, te equivocabas.


Su psicodelia teñida de funk, glam y power-pop gira sobre sí misma como un caleidoscopio en su décimo trabajo “Skeletal Lamping” (08), desde ya la obra más atrevida de su extensa discografía. Sonando como una versión esquizo de sí mismos en la que no paran de inventarse palabrejas que añadir al diccionario, aquí se dan la mano Bee Gees, Prince y Olivia Tremor Control en una sulfúrica batidora de indie-pop a mil por hora. Cada una de las canciones (si se puede llamar así a los 15 retales de patchwork pop que componen el álbum), es como un dibujo de Escher preñado de confeti. Y las letras, pornográficas y divertidísimas, con barbaridades estilo “estoy harto de comer pollas”, “quiero hacer que te corras doscientas veces al día/ quiero que te corras hasta que no sea divertido”, son todo un espectáculo. Hoy en día, y viendo el panorama actual de bandas miméticas, nadie le puede negar a estos genios su status de banda de culto, aunque eso sí: cuidado porque el disco puede resultar indigesto o provocar un exceso de acidez si no te enfrentas a él con el estómago limpio; pero para los que se tomen un almax antes, esto puede resultar un festín gastronómico tan auténtico, apabullante, variado e interminable como los que se sirven en las bodas.

 

To Top