Publicidad

Silvia Pérez Cruz, Domus (Universal 2016)

Autor: | @sergiomiro

silvia_perez_cruz_domus

La implicación de Silvia Pérez Cruz en el filme Cerca de tu casa ha sido imponente. Además de protagonizarlo, formó parte del proceso creativo desde la práctica gestación del filme y se ha encargado de dar forma al contexto musical adecuado, una labor exquisita que recientemente ha sido reconocida con el premio a Mejor Banda Sonora en el Festival de Cine de Málaga.

En algún punto del largo camino hasta llegar aquí, Pérez Cruz estimó que estas canciones merecían un rango superior al que se les suele otorgar en una banda sonora al uso. De ahí que Domus (palabra latina que designaba un tipo de casa romana) vea la luz como disco oficial dentro de la cada vez más sólida carrera de Silvia Pérez Cruz, con la aclaración de que sus canciones forman parte de la película Cerca de tu casa.

Se podría decir que es su proyecto de mayor implicación personal. Acostumbrados como estamos a recibir sus arrebatadoras interpretaciones vocales acompañadas de otros ilustres cómplices, desde Raül Fernández Miró, hasta Javier Colina o Las Migas, aquí nos encontramos con una Pérez Cruz al frente de las composiciones, la producción y los arreglos. Al envite se suman un buen puñado de músicos que aportan los debidos colores, entre lo acústico y lo orquestal, pero en lo que concierne a juzgar las habilidades de Pérez Cruz como “artista total”, Domus la confirma como una de las grandes de la música mundial, merecedora de las olas de entusiasmo que suelen generarse a su paso.

Como disco aislado, Domus se sostiene casi a la perfección, ofreciendo algunas piezas destinadas a ser clásicos en el repertorio de su autora, como No hay tanto pan, Smile and run (donde Pérez Cruz llega a parecer una dignísima versión mediterránea de Joanna Newsom, y no lo digo solo por el prominente uso del arpa) , Verde (con sus inevitables referencias a la copla y a Lorca) o esa hipnótica nana llamada Duérmete con la que se cierra el disco.

Otras decisiones artísticas delatan su deuda hacia una obra audiovisual anexa, como el uso de una melodía recurrente que a veces surge como adorno o evocación lejana en alguna pieza, y otras muta rítmicamente hasta conformar una nueva canción que, en esencia es una mezcla de las anteriores (escúchense atentamente las similitudes entre Otro hombre –en la que, además, cobran emocionante protagonismo las voces del reparto masculino de la película- y My dog).

Sí se puede, con sus extractos reales, casi documentales, de sonidos de movimientos anti-deshaucios, puede ser la que más se salga de la dinámica de un disco convencional, si bien la armonía conseguida entre esos sonidos comunitarios y la orquestación de cuerdas genera un sentimiento que resume con precisión las intenciones de Cerca de tu casa.

De ahí que como B.S.O., Domus sea una obra que llega mucho más allá de lo que cabría pedirle, y que como nuevo disco de Silvia Pérez Cruz, casi obtenga ese sobresaliente que, nos atrevemos a aventurar, está al caer en cualquiera de las futuras entregas de esta artista mayúscula.

Valoración: 7,8

To Top