Publicidad

Shearwater, Jet Plane and Oxbow (Sub Pop 2016)

Autor: | @sergiomiro

Shearwater_Jet_plane

Muchos de los discos de Shearwater han estado marcados por una grandiosidad medieval a la que solo unos debidos toques de amplificación rockera han salvado de la etiqueta de curiosidad anacrónica. Eso, unido a la obsesión del líder, Jonathan Meiburg, por buscar inspiración en las maravillas de la naturaleza más salvaje (quizás a causa de su formación académica como ornitólogo), convertían a Shearwater en candidatos ideales para una hipotética traslación indie de la banda sonora de “Juego de Tronos”.

Con su fichaje por Sub Pop, los chicos de Austin dieron un giro hacia un sonido más directo, contundente y eléctrico materializado en el excelente Animal Joy (2012). Tras un trabajo transicional de versiones, toca entregar una continuación que amplifica lo propuesto anteriormente y le añade una apabullante capa de sintetizadores tan ampulosos como el resto de ingredientes.

Estamos nada menos que el disco noveno de una carrera que, recordemos, comenzó como un supuesto proyecto temporal entre Meiburg y el líder de Okkervil River, Will Sheff, quien hace tiempo que se bajó del barco. Y sin embargo, un aire entusiasta impregna cada uno de los cortes, como si se tratase de una banda recién salida al ruedo, con ganas de comerse el mundo.

La cosa es implicar al oyente, ya sea dejándose llevar por las atmósferas de teclado en la línea del mejor Peter Gabriel (Prime, o la fantástica Stray light at clouds hill que cierra el disco sacando oro del efecto “delay” aplicado a las voces), o cuando suben el tempo y cabalgan al son de batería y percusión (Filaments, Glass Bones).

Si estuviéramos a mitad de los 80, el mundo caería rendido ante un disco que bien parece una versión vitaminada del Unforgettable fire (1984). Con todo, Shearwater manejan códigos suficientes para defenderse en el panorama actual, y ciertamente han sabido –con las sabias aportaciones del productor Danny Reisch– encaminar su paisaje sonoro para llenar cualquier puesto de cabecera en los festivales más lustrosos.

 

Valoración: 8

To Top