Publicidad

Shearwater “Animal Joy” (Sub Pop – PopStock! 2012)

Autor: | @sergiomiro

animaljoy

Se podría considerar a Shearwater todos unos veteranos, aunque su personalidad se haya definido de manera tan parsimoniosa que es casi ahora cuando merecen consideración entre la flor y nata del rock contemporáneo. Lo que empezó como una válvula de escape colaborativa entre Will Shelf (Okkervil River) y Jonathan Meiburg se fue convirtiendo en un proyecto sólido y muy activo una vez este último quedó solo como implicadísimo capitán del proyecto.


De similar manera que Field Music o Elbow, Shearwater han conseguido camuflarse de manera muy solvente en la escena independientemente actual, cuando en realidad gran parte de sus referentes sonoros provienen de la escuela “Genesis” del rock progresivo –o, en el caso que nos ocupa, de los primeros discos en solitario de Peter Gabriel-. Animal joy cambia un poco el panorama al tratarse de un trabajo mucho más musculoso y emocional, con sonido y canciones grandes –enormes, de hecho-, hasta el punto de convertir a Shearwater en el tipo de banda que no palidecería en un supuesto cartel compartido con los Arcade Fire más crecidos. La portada avisa. Si sus dos trabajos anteriores –Rook (2008) y The Golden Archipelago (2010) eran obras introspectivas que tomaban a la naturaleza como inspiración, como quien vaga por una isla desierta disfrutando de lo que la naturaleza tiene que ofrecer, este disco viene a representar la aparición del lado salvaje y despiadado, de esos animales de garras despiadadas ante los que no conviene fiarse. La banda se adapta perfectamente a estos cambios, con buenas canciones y producción de lujo, y hasta se diría que la voz de Meiburg –poderoso instrumento donde los haya- luce más en este contexto más agresivo. Únicamente alguna elección de instrumentos –las arpas que sustentan Run the banner down, por ejemplo- delatan que hay algo en Shearwater que se resiste a amoldarse a los estandards de lo cool en el s. XXI. Eso sí, nunca han estado más cerca.  
To Top