Publicidad

Rolling Blackouts Coastal Fever, “Hope Downs” (Sub Pop, 2018)

Autor:  | Google+ | @curtillo

Rolling Blackouts Coastal Fever se han convertido en una de las grandes bazas de la música de guitarras actual. Y lo han hecho sin efectismos y sin tirar de moderneces, la suya es una propuesta de lo más añeja. Desde Australia, este quinteto de nombre excesivamente largo, practica un indie-rock con sabor a las antípodas, como no podía ser menos, y cada vez que se habla de ellos, se mencionan bandas míticas como The Go-Betweens, The Chills o The Bats. Aunque, según ellos mismos, querían sonar como The Feelies, Algo que se puede apreciar en muchos momentos del disco.

Aunque tienen dos EPs previos, con los que ya causaron muy buenas sensaciones entre los seguidores de este tipo de sonidos, “Hope Downs” es su puesta de largo. Y la empiezan con potencia, la que tiene ‘An Air Conditioned Man’, un tema en la que aparece su vertiente más acelerada y guitarrera. Pero no estamos ante su faceta habitual, ya que esta aceleración solo aparece aquí y en ‘Exclusive Grave’. El resto del disco es mucho más melódico y sus guitarras son más cristalinas. Un buen ejemplo de ello es la ultra-pegadiza ‘Talking Straight’, en la que su kiwi-rock, se alía con un estribillo que bien podría salir de la época IRS de R.E.M. Y es que, la influencia de los de Michael Stipe resulta más que evidente en buena parte del álbum, y en joyas como ‘Mainland’, ‘Time in Common’, o en la más tranquila ‘Cappuccino City’.

A lo largo del disco también encontramos otras influencias. Porque resulta de lo más evidente que ‘Sister’s Jeans’ tira bastante del britpop. Pero lo hacen bien y dando frescura a un género que anda muy necesitado de ella. Y, volviendo a Australia, no hay que dejar pasar ‘How Long?’ y ‘The Hammer’, dos canciones que cierran el álbum recordándonos lo buenos que eran The Go-Betweens.

Ahora que el rock está tan repudiado entre las cabezas pensantes del mundo de las tendencias, es todo un placer encontrarse con un disco que aporta frescura con unos sonidos tan reconocibles. Algo que no es fácil.

Valoración: 8,2

To Top