Publicidad

Reina Republicana, El Despertar (Limbo Starr, 2015)

Autor:  | Google+ | @curtillo

???????????????????

Los pamploneses Reina Republicana se han tomado su tiempo para facturar su segundo trabajo, pero la espera ha merecido la pena. Israel Medina y Maite Rodríguez han puesto todo su empeño en cambiar de sonido, pero sin dejar de lado parte de los ingredientes de su álbum de debut. Así, nos encontramos con un disco en el que la psicodelia, los ritmos krautrock y el dream-pop se dejan ver muy a menudo, pero siempre desde una perspectiva pop en la que abundan las buenas melodías. Para llegar a este nuevo sonido, han contado con Hans Krüger y Jon Aguirrezabalaga, que han hecho una producción detallista, en la que no se olvidan de ningún elemento sonoro. Y es que el disco cuenta con una instrumentación rica, en la que las guitarras cristalinas y los teclados conducen las canciones. Además, también han contado con la ayuda de Manu Ferrón y Sebas Puente (Tachenko), que les han echado un cable con las letras.

El Despetar” es un disco un tanto ecléctico, pero muy coherente. Esto puede parecer una contradicción, pero si nos fijamos en los primeros cortes del álbum vemos que son muy diferentes entre sí y, a la vez, se complementan a la perfección. El pop preciosista de ‘Tarde o temprano’ y ‘Ahora que hace bueno’, en la que encontramos algún guiño a los primeros Strokes, no desentonan con el rock de aires kraut de ‘Mikoyan’ y la palpable influencia del garage de ‘Sin mirar atrás’. Todas funcionan muy bien desde el primer momento, y consiguen ser la carta de presentación perfecta para el disco. Sobre todo la última, en la que se dejan llevar por los ritmos electrónicos y se sacan de la manga un tema digno de los mejores Raveonettes.

Como ya comentaba más arriba, no han dejado de lado su talento para crear grandes melodías pop. Prueba de ello son ‘Catedral de cristal’ y ‘Táctica y réplica’, que son los dos cortes que más se acercan a su primer trabajo. Aún así, están llenas de esos nuevos matices que inundan todo el disco, y que le vienen de maravilla a este tipo de pop. Lo mismo se puede decir de su acercamiento aldream-pop. Tanto ‘Brillar’ como ‘Respirar’ se mueven como pez en el agua en ese tipo de pop ensoñador, etéreo y lleno de texturas. Con la voz de Maite, perfecta para este tipo de canciones, logran transportarte a su mundo de ensueño.

Reina Republicana pasan con nota la prueba del segundo disco. Además, lo hacen sin acomodarse y probando cosas nuevas, algo que le da más valor a este trabajo.

To Top