Publicidad

The Ramona Flowers, Dismantle and rebuild (Distiller 2014)

Autor: | @sergiomiro

the_ramona_flowers

Al tomar su nombre de un personaje del cómic y película Scott Pilgrim contra el mundo, The Ramona Flowers ya partían con mi simpatía. La primera impresión que deja el comienzo de su debut en mis cascos también es positiva, ya que si de algo anda sobrado este quinteto de Bristol es de un sonido gigante y elaborado (responsabilidad de Andy Barlow, de Lamb, formación que también cede a su vocalista Lou Rhodes para un dueto en la etérea pieza final, Like a feather). Por desgracia, este entusiasmo inicial no puede más que desinflarse a medida que se van sucediendo las canciones y se le empiezan a ver las costuras a la propuesta.

Su guitarrista Sam James llegó a declarar que para ellos “la melodía y la canción van primero”, una bonita declaración de intenciones que ahora, señoras y señores del jurado, tengo que tachar de burda falta a la verdad. O eso, o estos chicos no sabrían distinguir una buena canción ni aunque la tuvieran en bucle frente a ellos, porque el grueso del disco es un ejemplo descarado de triunfo de envoltorio sobre el contenido. Todo lo que les sobra en producción e intenciones grandilocuentes, les falta en capacidad para transmitir alguna emoción notoria. Ni sobrecogen cuando apelan a la atmósfera, ni exaltan los ánimos especialmente cuando tiran de épica de estadio (tómese como ejemplo el estribillo de uno de sus singles más logrados, Vultures: ni queriendo gritarlo al unísono con la banda se puede sacar suficiente entusiasmo como para sostener la experiencia comunal).

No quiero ser demasiado negativo, es justo admitir que el disco tiene algún momento logrado, sobre todo hacia su segunda mitad, pero es que ni siquiera en sus puntos álgidos se percibe nada que supere, por ejemplo, cualquier pasaje del (injustamente) ignorado último disco de U2, por mencionar a una banda con la que The Ramona Flowers han sido comparados de manera automática.

Casi mejor nos quedamos con los remixes que ya han surgido a partir de este disco, a cargo de artistas de primera fila (Bloc Party, Alt-J, D/R/U/G/S, I am a Camera, Joe Goddard, Ladytron…) que, por alguna razón, han querido apoyar a Ramona Flowers en este primer asalto.

 

To Top