Publicidad

Pshycotic Beats, Dormihcum (Log Lady Records 2013)

Autor: | @talibanmusic_tm

pshycoticbeatscover

Hace ya siete años que Andrés Costureras comenzó a trabajar en Pshycotic Beats, un interesante proyecto en el que el músico vertía todas sus experiencias tras una fuerte crisis nerviosa. Si hace un par de años publicara su primer trabajo Rexer Flash (Mycd.com, 2011), ahora el madrileño nos presenta su segundo disco Dormihcum (Log Lady Records, 2013), una auténtica marcianada preñada de genialidad y autenticidad.

Dormihcum es un trabajo elegante y sofisticado, en el que por encima de todo destaca la bonita y melodiosa voz de Andrés Costureras. Con un tono profundo y reposado que centra la atención del oyente desde los primeros instantes, somete con oficio melodías y ritmos, dirigiendo la escucha sobre montañas rusas de emociones, miedos y agonías. Sin prejuicios y con muchísimo valor, Andrés toca varios estilos. No en vano Pshycotic Beats es un proyecto muy personal tras el que se oculta su propio resurgimiento y ahí solo manda él.

Tras un oscuro inicio, “Let me in” nos muestra al Andrés Costureras más crooner, para pasar después a la electrónica reposada de “Haunted” y al single rompe pistas de “Implosion”. El latido pop de “Rooms” en la que destaca la colaboración vocal de Pati Deluxe, precede a “Graves in the sky”, nuevo asalto crooner del madrileño, con matices que nos recuerdan a las mejores interpretaciones vocales de Brett Anderson, Jarvis Cocker o Jay Jay Johanson. “Braindead splash” nos prepara para un nuevo subidón en la pista de baile, que nunca llega y que se queda en una promesa que “Tigers fighting spiders” cumple a la perfección con sus más de once minutos de beats psicóticos. En “Killer Shangri-Lah” Andrés Costureras recupera la locura, la genialidad y la magia de las producciones de Phil Spector, para despedirse de nuevo con el llanto a flor de piel de la melancólica y épica “Departure”.

Guisándoselo y comiéndoselo él mismo, Andrés Costureras ha compuesto, mezclado y producido todos los temas de Dormihcum. Atención a este trabajo, una buena forma de aproximarse al universo genialmente enfermo de Pshycotic Beats.

 

To Top